Empresas Sectores

El pío pío del periodismo ‘twittero’

Twitter se consolida como el canal más importante para los periodistas 

Despertar por la mañana con el piar de los pájaros se ha convertido en uno de los hábitos que, nunca mejor dicho, suena más que bien. Más aún si se pertenece a ese colectivo de paranoicos de las últimas horas que somos los periodistas. Y más aún si esa pequeña ave toma forma gráfica y te chiva los titulares del día.

Twitter se ha convertido en el “canal digital más importante para desarrollar la labor de los periodistas”, afirmaba Jordi García Tabernero, Director General de Comunicación y Gabinete de la Presidencia de Gas Natural, durante la presentación del III Estudio sobre la profesión periodística elaborado por Ceres, investigació sociològica i de mercats.  De hecho el 41 por ciento de los que nos dedicamos a ‘contar historias’, en una escala decimal, valoramos con entre 8 y 10 puntos la importancia de esta herramienta a la hora de desempeñar nuestro trabajo.

Gas Natural_Twitter_Motivos
Fuente: Ceres – Gas Natural

Pero, ¿para qué usamos Twitter?

Según el informe lo empleamos con un triple objetivo, retuittear y difundir nuestras propias informaciones (68 por ciento) y como medio para obtener información de empresas (63 por ciento). Es en este último punto donde se produce además una retroalimentación ya que “si las compañías también nos hemos colado en las redes es porque os encontramos y nos ayuda en el proceso de evolución de nuestros canales de información”. Es por ello por lo que el 69 por ciento de nosotros nos llevan a estar enganchados diariamente.

Más allá de las cifras, los periodistas empleamos esta red como herramienta complementaria para estar al día de tendencias, y llegan incluso a suplir la labor de los teletipos tanto fuera como dentro de las redacciones. Por otra parte, permite interactuar y ampliar tanto fuentes como audiencia.

Ahora bien, para ser rigurosos, las pistas deben ir acompañadas de la primera regla del manual del buen periodista que es contrastar la información.

Sin embargo no sólo de Twitter vive la profesión y en nuestro día a día nos informamos a través de medios convencionales on – line (62 por ciento) combinados con el no tan relegado papel (61 por ciento). En este sentido la radio y la televisión quedan relegados a las dos últimas posiciones (45 y 32 por ciento respectivamente).

Cambio de tendencia

El informe también analiza los retos a los que nos enfrentamos quienes llevamos dentro el veneno de laIMG_4543 información. En este sentido “hay una percepción de que la crisis ha tocado fondo y se recuperan los retos puramente profesionales”, explicaba García Tabernero.

Transmitir credibilidad y hacer una información de calidad y con rigor, han pasado a ocupar los primeros puestos entre las preocupaciones de los periodistas pasando, por ejemplo en el primero de los casos, del 13 por ciento en 2013 al 23 por ciento en 2015. En este sentido el Director de Comunicación de Gas Natural ha querido aclarar que “la prensa económica en España no tiene nada que envidiar a los profesionales de otros países”.

Por contra la tensión por sobrevivir y la precariedad del sector retrocede varios puntos porcentuales respecto al estudio de hace dos años. Así en cuanto al reto que supone la precariedad laboral cae 10 puntos, del 22 a 12 por ciento y en el de la supervivencia de los medios 7, del 12 al 5 por ciento. Indicador que refleja que aunque “la situación no es buena, al menos no va a peor”.

Gas Natural
Fuente: Ceres – Gas Natural

En cuanto a las previsiones de cara al futuro García Tabernero ha destacado que “ningún sector acostumbra a volverse a los estándares de empleo previos a las crisis”. Ahora bien, ésto no sería del todo malo ya que son estos ciclos los que “aportan eficiencia a los procesos y estimulan la capacidad de innovación en las empresas”. De hecho, en los últimos años “han aflorado numerosos medios de comunicación digitales muy competitivas con estructuras muy reducidas y bajos costes”.