Nacional

El PP saca adelante en solitario el “decreto ómnibus”

El Partido Popular se quedó sólo este jueves en la convalidación en el Congreso de los Diputados del decreto de medidas urgentes para el crecimiento, la competitividad y la eficiencia de la economía española. El texto salió adelante con los votos del Partido Popular. Así, el decreto logró 180 votos a favor, 123 en contra y una abstención.

Por su parte, en el caso de la votación para tramitar esta norma como proyecto de ley para que pueden introducirse enmiendas, se saldó con 304 votos a favor y uno en contra. Durante la votación, los diputados del Grupo Parlamentario IU-ICV-CHA: La Izquierda Plural se pusieron en pie mostrando un cartel que rezaba “Rescatemos la democracia”. El presidente del Congreso, Jesús Posada, señaló que, aunque la exhibición de estas pancartas estaban “fuera del reglamento”, consideraba que el incidente no había “distraído” a sus señorías para emitir su voto y que, por tanto, la votación era “válida”.

Tras llamar la atención a los diputados de La Izquierda Plural por tres veces bajo advertencia de expulsión, los miembros de esta agrupación se sentaron y la votación continuó con normalidad. En la defensa del decreto, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, defendió estas medidas porque son de “extraordinaria y urgente necesidad” para consolidar la recuperación económica en España.

Según Sáenz de Santamaría, esta fórmula de tramitación urgente ha sido utilizada en muchas ocasiones en anteriores legislaturas. En concreto, la vicepresidenta resaltó que la fórmula del decreto ley ha sido empleada 563 veces durante la democracia, por lo que afirmó “no es un instrumento legislativo que se haya inventado el Gobierno”.

Además, la vicepresidenta sostuvo que el actual Gobierno debe continuar con la adopción de medidas de este tipo porque el gabinete de José Luis Rodríguez Zapatero “no hizo reformas a tiempo”. En esta línea, sostuvo que, mientras los socialistas llevaban al Congreso decretos con “recortes del Estado del bienestar”, los populares traen “estímulos”.

Ante ello, la portavoz del PSOE, Soraya Rodríguez, aseguró que su grupo va a presentar un recurso de inconstitucionalidad contra este decreto. “No se puede profundizar en los temas y eso que podríamos discutir y llegar a acuerdo con otros grupos porque hay medidas que aceptaríamos”, aseveró Rodríguez, tras tildar el texto de “enorme chapuza legislativa”. Por ello, Rodríguez pidió a la vicepresidenta que, “de aquí en adelante, deje de traer chapuzas legislativas de este calado y en lugar de llenarse la boca de transparencia, empiece a tener respeto institucional a este Parlamento, eso es lo primero para empezar a hablar”.

‘DECRETÓN CHAPUCERO’

Desde CiU, Josep Sánchez Llibre pidió al Ejecutivo cambiar “radicalmente sus formas” de gobernar y que “dejen de abusar de las formas porque aunque la mayoría absoluta es legal” a veces “no hace falta utilizarla. “Pongan en marcha una auténtica regeneración democrática”, puntualizó.

Por su parte, Pedro Azpiazu (PNV) calificó este texto como “decretón”, que fue repetido a modo de coro por el resto de los miembros de su formación política. “Solo desde el mayor cinismo se puede defender miestras se habla de transparencia y regeneración”, incidió.

Además, Carlos Martínez Gorriarán (UPyD) acusó al Gobierno de sustituir el poder legislativo por el ejecutivo con “decretos mostruosos, chapuceros, mal hechos, incongruentes e incoherentes”. Desde el Grupo Mixto, Joan Baldoví (Compromis-Equo) criticó las formas del Gobierno y quiso mostrar su desacuerdo con su silencio. Así, sacó un cartel en el que aparecía una cara amordazada en la que se podía leer: “Silencio, estamos decretando”.

Para Olaia Fernández Dávila (BNG) más que una ley ómnibus se trata de una ley “obús contra la democracia”, a lo que la diputada de ERC Teresa Jorda apuntó que “confunden mayoría absoluta y absolutismo”. “No vamos a participar en la votación, nuestros escaños van a estar vacíos, igual que sus conciencias”, puntualizó.

Servimedia