Destacado Economía

El precio de la vivienda de alquiler suaviza su crecimiento en 2018, según Idealista

El precio de la la vivienda en alquiler en España subió un 9,3% en 2018 y situó el metro cuadrado en 10,6 euros al mes, lo que contrasta con el alza del 18,4% registrado el año anterior, según un estudio de Idealista.

Fernando Encinar, jefe de Estudios del portal inmobiliario, señaló que “los números evidencian lo que venimos diciendo desde hace tiempo: no hay burbuja de alquiler, y de haberla habido los datos demuestran que se está deshinchando”.

“Los precios han subido en el conjunto del Estado en 2018, pero este crecimiento está ya muy lejano de los de ejercicios anteriores. Además los grandes mercados del alquiler, básicamente Barcelona y Madrid, adelantan la tendencia de lo que veremos más adelante en resto de las ciudades: en Barcelona los precios de alquiler han caído por segundo año consecutivo y en Madrid se estabilizaron con una ligera subida anual del 4%, aunque en los últimos meses de 2018 se registraron ya caídas”, agregó.

Según Idealista, todas las comunidades autónomas registraron en 2018 precios superiores a los que tenían hace un año, excepto Extremadura (-0,1%). El mayor incremento se produjo en La Rioja, donde los propietarios pidieron un 10,5% más por arrendar sus viviendas que hace un año. Le siguieron las subidas de Navarra (9,5%) y Cantabria (8,8%). Cataluña, en cambio, experimentó la menor subida (1,3%), seguida por Baleares (2,9%), Murcia (4,2%) y Castilla y León (4,9%).

Madrid (con 15,1 euros/m2) fue la autonomía más cara. Le siguieron Cataluña (14,6 euros/m2) y Baleares (12,9 euros/m2) y por debajo se encontró Euskadi (11,8 euros/m2). En el lado opuesto de la tabla están Extremadura (4,1 euros/m2), Castilla-La Mancha (5,1 euros/m2) y La Rioja (5,7 euros/m2), las comunidades más económicas.

Sólo cuatro provincias vieron cómo sus precios se reducían durante 2018. El mayor decremento se registró en Tarragona, donde los precios bajaron un 2,7%, seguido por los descensos de Badajoz (-2,2%), Ciudad Real (-0,9%) y Barcelona (-0,2%). La mayor subida, en cambio, se la apuntaron Santa Cruz de Tenerife (14,5%), Burgos (13,7%) y Toledo (13,7%).

El ranking de las provincias más caras estuvo encabezado por Barcelona (15,8 euros/m2 al mes), Madrid (15,1 euros/m2), Guipúzcoa (13,9 euros/m2) y Baleares (12,9 euros/m2). Jaén y Cáceres fueron las provincias más económicas (3,9 euros/m2 y 4 euros/m2 respectivamente), seguidas por Ávila (4,2 euros/m2) y Badajoz (4,2 euros/m2).

En cuanto a las capitales, en todas los precios son hoy más caros que hace 12 meses. Burgos fue la capital en la que más ha crecido el precio del alquiler durante 2018. Con un incremento del 12,7% en las rentas de sus viviendas, colocó su precio en 7,1 euros/m2 al mes. También fue considerable el aumento registrado en Guadalajara, donde el coste se elevó un 10,4%, seguida por A Coruña (9,6%) y Lugo (9,5%). En Madrid la subida se relajó, quedándose en el 4,3%.

A pesar de la bajada, Barcelona se consolida como la capital española más cara (17,3 euros/m2), seguida de Madrid (16,2 euros/m2) y San Sebastián (15,3 euros/m2). En la parte opuesta de la tabla encontramos a Cáceres (4,7 euros/m2), Jaén (4,8 euros/m2) y Zamora (4,9 euros/m2), las capitales más económicas.