Sectores

El precio de la vivienda terminada cayó un 3% en 2014 respecto al año anterior

El precio de la vivienda terminada (nueva y usada) acumuló un descenso del 3% en 2014 con respecto al año anterior, según el índice IMIE publicado este martes por la tasadora Tinsa. Desde Tinsa destacaron que “se trata de una caída muy inferior a la registrada en el conjunto de 2013”, cuando la vivienda media en España se abarató un 9,2%. Además, los precios acumulan un ajuste del 41,2% desde los máximos alcanzados en 2007.

Las cinco áreas analizadas en la estadística (“Capitales y Grandes Ciudades”, “Áreas Metropolitanas”, “Costa Mediterránea”, “Baleares y Canarias” y “Resto de Municipios”) moderaron durante 2014 el ritmo de caída de los precios de la vivienda respecto al año anterior, que se caracterizó por descensos interanuales superiores al 10% en varias zonas.

El “Área Metropolitana” destaca en el índice IMIE de diciembre con un ajuste interanual de sólo el 0,2%, frente al 11,5% registrado en 2013. Dado que diciembre es el último mes del año, la referencia interanual es equivalente a la variación de precios registrada en el conjunto del año 2014, recuerda Tinsa.

Por su parte, tanto “Baleares y Canarias” como las localidades englobadas en el grupo “Capitales y Grandes Ciudades” abarataron sus precios en el último año por debajo de la media nacional.

En las islas, el ajuste fue del 2%, no muy lejos del 3,2% registrado en el conjunto de 2013. Por el contrario, el descenso interanual del 2,8% de las capitales y ciudades de mayor tamaño es marcadamente más moderado que la caída del 11% del año 2013. Los mayores ajustes en los últimos doce meses se registraron en el área “Resto de Municipios” (-4,7% interanual) y en la “Costa Mediterránea” (-4,5%).

Desde Tinsa indicaron que “la situación tras siete años de crisis es que el precio medio de la vivienda en España tiende a estabilizarse en torno a los valores de verano de 2003”.

Los municipios de la “Costa Mediterránea” acumulan el mayor ajuste, con un descenso de precios del 49,5% desde máximos de 2007. Le siguen las “Capitales y Grandes Ciudades”, con un 45,2% de caída, y las “Áreas Metropolitanas”, con 43%. La variación desde el punto máximo del ciclo es menor en “Baleares y Canarias”, donde el precio de la vivienda terminada es un 31,1% más barato, y en las localidades más pequeñas (“Resto de Municipios”), que han sufrido un ajuste del 35,3% desde 2007.

Según Tinsa, el proceso de estabilización de precios se inició en el segundo semestre de 2013 y el índice IMIE se ha caracterizado durante 2014 por una “moderación del ritmo de caída de precios, incluyendo ciertos altibajos en su trayectoria, propios de los periodos de estabilización”.

La situación en 2015, subrayan, “dependerá de cómo evolucionen la economía y el empleo, las dos palancas que determinan la demanda”. Así, “si se cumplen las previsiones de crecimiento, estabilización del mercado de trabajo y mejora de la concesión de créditos hoy sobre la mesa, el precio medio de la vivienda en España podría alcanzar en los primeros meses del año su punto de equilibrio, con una variación interanual en el entorno del 0%”.

SERVIMEDIA