Sectores

El precio de la vivienda usada se sitúa en 1.594 euros por metro cuadrado, un 5% menos que un año antes según Idealista

El precio de la vivienda usada en España se sitúa en los últimos compases del año en los 1.594 euros por metro cuadrado, lo que supone un 5% menos que un año antes, según el último índice de precios de idealista.com.

Esta dato refleja que el descenso de los precios de las viviendas se sigue frenando, como también lo constata la caída de sólo el 0,4% experimentada en el último trimestre. Más aún, el indicador ya arroja crecimientos interanuales positivos en algunos mercados locales.

Por comunidades autónomas, sólo Cataluña ha conseguido acabar 2014 con un incremento de precios de viviendas usadas (+1,7%), siendo los principales descensos los de Cantabria (-9,4%), Castilla-La Mancha (-9,3%) y La Rioja (-8,6%).

Por otro lado, el País Vasco sigue siendo la región más cara, con 2.663 euros por metro cuadrado de media, seguida de la Comunidad de Madrid (2.301 euros) y Cataluña (1.858 euros). En el lado opuesto se sitúan Castilla-La Mancha (996 euros), Extremadura (1.023 euros) y Murcia (1.068 euros).

Para el jefe de Estudios de idealista.com, Fernando Encinar, “los datos muestran un mercado dividido en dos”. Por un lado, algunas zonas pueden haber tocado suelo o están próximas a hacerlo debido al interés inversor, que busca rentabilidad vía alquiler de inmuebles.

“En estos mercados –grandes ciudades y algunas zonas de interés turístico–, en los que el precio parece que ya se ha ajustado, no creo que veamos en 2015 importantes repuntes a pesar de que puedan marcar una tendencia alcista”, señala Encinar.

Por otro lado, añade que hay muchas provincias en las que los precios seguirán cayendo en los próximos 12 meses, “aunque de manera mucho más suave que en años pasados”, debido al desajuste que aún existe entre el abultado ‘stock’ de vivienda sin vender y el déficit de demanda solvente.

“Nos encontramos en una situación en la que la mayoría de las operaciones estarán en manos de inversores, que serán los beneficiados de esta tímida apertura al crédito que se espera para los próximos meses, ajustando aún más los márgenes y flexibilizando el perfil comprador”, apostilla Encinar, para remachar que “los compradores que no cuenten con ahorros relevantes seguirán sin tener acceso a la compra de una vivienda en 2015”.

EUROPA PRESS