Noticias

El Príncipe desea el mejor ánimo a todos los españoles para superar los obstáculos y progresar

El Príncipe de Asturias, que será rey de España dentro de 14 días, expresó hoy su “empeño y convicción” de dedicar todas sus fuerzas, “con esperanza y con ilusión a la apasionante tarea de seguir sirviendo a los españoles” desde el trono de España, a la que describió como “una nación, una comunidad social y política unida y diversa que hunde sus raíces en una historia milenaria”.

Don Felipe pronunció sus primeras palabras públicas desde el anuncio de abdicación de su padre, Juan Carlos, en el acto de entrega del 25 Premio Príncipe de Viana, en el monasterio de Leyre (Navarra), al que asisten tanto él como la Princesa de Asturias en calidad de Príncipes de Viana, ya que también ostentan este título asociado al antiguo Reino de Navarra. Un título que pasará también a Doña Leonor, la futura Princesa de Asturias.

Sin embargo, reconoció, “es evidente que el día de hoy tiene una significación especial, con permiso del Padre Tarsicio de Azcona, el premiado esta edición, después de que, este pasado lunes, Su Majestad el Rey anunciara su decisión de abdicar la Corona de España y poner fin a su reinado”.

El todavía Príncipe se limitó a esta breve referencia, realizada en “uno de los solares originarios de nuestra patria española”, con el objeto de seguir “respetando el procedimiento parlamentario iniciado” para la sucesión, y seguidamente pasó a glosar la importancia de la cultura y la figura de Tarsicio de Azcona, historiador navarro.

El príncipe terminó deseando a todos “el mejor ánimo para afrontar los retos” que hay por delante y se mostró “seguro de que vuestra actitud valiente y laboriosa, esa actitud tan navarra y tan española, será decisiva para superar los obstáculos y alcanzar las metas de progreso y prosperidad que nos hemos fijado el conjunto de los hombres y mujeres de España”.

Antes que el Príncipe, la presidenta de Navarra, Yolanda Barcina, expresó la “especial emoción” que supone para la comunidad contar con la tradicional presencia de los Príncipes de Asturias en el acto de entrega de este premio “cuando tan próxima está vuestra proclamación como reyes de España”.

Barcina aseguró que Navarra asistirá con “total serenidad” al cambio de reinado, “siguiendo el ejemplo admirable” del Rey Juan Carlos, que ha protagonizado “una de las páginas más brillantes, amplias e intensas” de la historia de España, y confiando en que, en esta época de grandes retos, es “fundamental la estabilidad institucional”. La presidenta prometió además que Navarra seguirá aportando su lealtad y su singularidad dentro de España.

El propio premiado auguró “los mayores aciertos” a los inminentes nuevos reyes de España y les entonó un himno que, aseguró, le brotaba “desde la mayor emoción”.