Destacado Economía Nacional

El PSOE no descarta “ningún planteamiento” sobre el impuesto a la banca

El secretario de Organización del PSOE y ministro de Fomento, José Luis Ábalos, afirmó este lunes que “no renunciamos a ningún planteamiento” con el impuesto a la banca y que “veremos cómo podemos aquilatar cualquier medida que hemos ido planteando”.

En rueda de prensa en Ferraz, Ábalos se remitió a las palabras del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para insistir en que el impuesto a la banca y al diésel no afectará a los profesionales.

El secretario de Organización del PSOE explicó que la “idea” es presentar unos nuevos Presupuestos Generales del Estado (PGE) en noviembre o diciembre, con el objetivo de comenzar 2019 con otras cuentas públicas que “acojan la línea del Gobierno”.

No obstante, reconoció que “hace falta mayoría” y negociar “manteniendo las líneas de este Gobierno”, y en este sentido, incidió en que ya se están abordando los nuevos PGE con los grupos parlamentarios. Ábalos aseguró que en el Gobierno “no renunciamos a nada” y confió en sacar adelante las cuentas públicas.

Por otra parte, afirmó que el PSOE no está “por permanecer en el poder por el poder” y que el Gobierno tiene vocación de “transformar condiciones de vida de los españoles para hacer un país más justo”.

Por ello, añadió que la convocatoria de elecciones se producirá cuando el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, “lo crea conveniente” y descartó que se esté “allanando el camino” para ello. En cualquier caso, afirmó que “este partido está preparado para afrontarlas”.

IU y Podemos insisten en la necesidad de unos presupuestos con impuestos a sociedades y bancos

El secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, y uno de los representantes de IU en las negociaciones de Unidos Podemos con el Gobierno para sacar adelante los Presupuestos, Carlos Sánchez Mato, se han mostrado partidarios de tener unos Preusuestos el 1 de enero con impuestos a sociedades y bancos.

“Trabajaremos para que no se prorroguen ni un solo día los Presupuestos del PP”, prometió Echenique, apostando por que los de 2019 entren en vigor el 1 de enero o, en cualquier caso, “acortar los plazos lo más posible”para acabar inmediatamente con los “recortes” del anterior Ejecutivo, porque “hay tiempo y capacidad para llegar antes” si el Gobierno mira a la izquierda. Para Sánchez Mato, igualmente, el plazo que dejó caer esta mañana el presidente del Gobierno en una entre vista en la Ser es “tardío”.

Sobre el contenido que han de tener las cuentas públicas, Echenique enumeró medidas contra los precios del alquiler y “acabar con los privilegios fiscales” de los bancos y grandes empresas, que apenas contribuyen al Impuesto de Sociedades. El secretario de Organización de Podemos admitió que Sánchez no vaya a crear un impuesto específico a estas entidades, como deslizó también en la Ser, pero le advirtió de que entonces en el Gobierno “tendrán que explicar qué otro privilegio fiscal van a eliminar para sufragar las medidas sociales”; eso sí, sobre que deroguen unos u otros en Podemos van a “ser flexibles”.

En la misma línea, Sánchez Mato dio más importancia a aumentar los ingresos fiscales, al menos en 26.000 millones de euros, que a la forma concreta en que se haga, siempre que sea no gravando las rentas del trabajo. Como parte del equipo negociador de Unidos Podemos, manifestó “cierto optimismo” por el hecho de que el Gobierno se avenga ahora a estudiar posibles cambios en los impuestos. IU todavía no descarta el impuesto a la banca, pero sopesa también modificaciones en el Impuesto de Sociedades y gravámenes a las transacciones financieras para elevar los ingresos del Estado y que los buenos deseos de políticas sociales no se conviertan en “brindis al sol”.