Política Sectores

El PSOE propone ‘tarifa plana’ para la subida de las pensiones de la madres trabajadoras

El grupo socialista se opone a financiar las pensiones de muerte y supervivencia con impuestos

Pitos y aplausos durante el Pleno del Congreso por las pensiones y la subida de los salarios de los funcionarios. Y es que hoy les tocaba a los diputados de los distintos grupos políticos subir a la Tribuna del hemiciclo -en primera sesión- unos para defender los Presupuestos Generales de 2016 y otros las enmiendas a los mismos.

En el segundo grupo la diputada socialista Isabel López i Chamosa ha defendido la aplicación de una “tarifa plana” para las pensiones de las madres trabajadoras en función de su contribución demográfica, inclusive las que sólo tengan un hijo. Con ello pretenden enmendar la partida presupuestaria del Gobierno, en la que ya se recoge la subida adicional -aprobada por el Gobierno el pasado mes de junio- del 5 por ciento para las madres trabajadoras con dos descendientes, del 10 para aquellas con tres y 15 por ciento para las que cuenten con cuatro o más. “¿Por qué los hijos tienen que valer distinto?”, ha inquirido López i Chamosa.

Un medir con el mismo rasero que, sin embargo, consideran no debe aplicarse en el caso de las pensiones de viudedad y orfandad, para las que piden que “no se saquen del sistema de financiación” y pasen a pagarse con impuestos tal y como propone el Ejecutivo. El argumento empleado por la parlamentaria socialista es que, de financiarse vía tributaria, estas pensiones dejarían de ser contributivas, lo que acabaría igualando sus cuantías “todos cobrarían lo mismo, independientemente del tiempo y la cantidad por la que se haya cotizado”.

Por otra parte, los partidos de la oposición han calificado la subida mínima del 0,25 por ciento de las pensiones de “insuficiente”, “insultante” y “burla a los pensionistas” . Incluso, el diputado de Convergencia, Pere Macías, tirando de calculadora ha explicado que supondrá “un euro y medio para los que cobran una pensión de 600 euros”. Así, con este mínimo quienes estén cobrando una pensión “perderán poder adquisitivo” por lo que debería ajustarse “al menos al 0,5 por ciento” que el Gobierno prevé se incrementarán los precios el año próximo.

Electoralismo y política del “y tú más”

Otra de las cuestiones que ha hecho alzar la voz a los diputados de una Cámara Baja semi vacía, ha sido la relativa a la revisión del sueldo de los funcionarios. Los PGE del año próximo recogen una subida del 1 por ciento en el salario de los empleados públicos algo que, desde la presentación de los presupuestos el pasado 4 de agosto, se ha tachado de electoralista.

Un electoralismo ante el que, según el diputado del Partido Popular José Alberto Martín -Toledano, el grupo socialista ha respondido con la política del “y tú más, proponiendo subidas de medio punto por encima de las ya acordadas por el Gobierno”. Martín – Toledano ha recriminado, además, a los socialistas haber aplicado a los trabajadores de la administración “el mayor recorte histórico” de sus salarios instándoles a “pedir disculpas” por ello.

En otro orden de cosas, los representantes de los grupos han subido al estrado para exponer sus enmiendas en materia fiscal, entre ellas las relativas a la rebaja del IVA cultural ante lo que los populares han respondido que establecerlo en el 5 por ciento supondría “subir el de otros”. Asimismo han recordado que la normativa europea “no permite tener más de dos tipos reducidos” y que “tanto los libros como la prensa y revistas están gravados con un el 4 por ciento”.