Noticias Sectores

El PSOE quiere un pacto de estado sobre energía que abarate la factura

El PSOE ha pedido este lunes un pacto de Estado en materia energética y una auditoría regulatoria para facilitar una reforma “gradual” y “profunda” que derive en un sistema “autoconsistente” que podría llegar a abaratar la parte de la energía del recibo de la luz en torno a un 12% hasta el año 2020, y dijo ver posibles quitas en el déficit tarifario ante la “sobrerretribución” de entre 30.000 y 40.000 millones desde el año 2005 a centrales hidráulicas y nucleares.

En un encuentro con periodistas en el Congreso de los Diputados, la secretaria de Economía y Empleo del PSOE, Inmaculada Rodríguez-Piñero, pidió un pacto de Estado de la Energía para dotar a la política energética de una mayor estabilidad y seguridad jurídica, así como realizar una auditoría regulatoria sobre la aplicación de la normativa evaluando su impacto en el balance de las empresas.

Esta auditoría tendría lugar con carácter previo a la elaboración de un Libro Blanco que incorporaría un diagnóstico “adecuado” de la situación del actual marco regulatorio de generación eléctrica ante las “incógnitas y sospechas” sobre los costes de producción.

Estos planteamientos se recogen en la moción consecuencia de la interpelación presentada por la secretaria de Economía y Empleo del PSOE, al ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, y que será debatida y votada este martes en el Pleno del Congreso,

El PSOE busca con estas iniciativas que el sistema de retribución de las distintas tecnologías de producción de electricidad tenga lugar a partir del coste medio de generación de cada una, a lo que se sumaría una retribución “razonable”.

De esta forma, apuestan por poner fin al sistema actual por el que las tecnologías que entran en la red perciben el precio de la última en agregarse, la “más cara”, y por establecer una retribución “justa” para las centrales ya existentes, conservando su marco regulatorio, y las que lleguen nuevas.

“SOBRERRETRIBUCIÓN”

Por su parte, el secretario de Ordenación de Territorio y Sostenibilidad del PSOE, Hugo Morán, se refirió a la “sobrerretribución” de las centrales hidráulicas y nucleares, que, según sus cálculos, habrían cubierto ya en 2005 las compensaciones asignadas por la transición a la competencia, que el Gobierno cifró en 1997 en 8.600 millones de euros.

Esto podría haber generado un “sobrebeneficio” de entre 3.000 y 4.000 millones de euros anuales, por lo que Morán no descartó que pudiesen producirse quitas del déficit tarifario al haberse podido acumular un exceso de beneficio de hasta 40.000 millones de euros en los últimos nueve años.

Por ello, los dirigentes socialistas sostuvieron que el problema del “presunto” déficit tarifario es un problema de “sobrerretribución”, si bien reconocieron que el PSOE “no corrigió” el desajuste, que alcanza actualmente los 30.000 millones de euros, que se ha “acrecentado” aún más en los dos últimos años.

En esta línea, la secretaria de Economía y Empleo del PSOE recordó que la media anual de incremento del déficit de tarifa con el gobierno popular asciende a 4.600 millones de euros, “y eso que el objetivo de todas las medidas era acabar con él”, mientras que en la etapa de los gobiernos socialistas la media fue de 2.625 millones de euros, algo de lo que aseguró que no se sienten “orgullosos”.

Asimismo, el principal partido de la oposición pide en la moción que se establezca un servicio mínimo de suministro de energía para garantizar que ningún hogar pueda ser privado de un mínimo de cobertura de subsistencia y combatir así el fenómeno de la pobreza energética.

Por otra parte, reclama que no se prorrogue la vida útil de las centrales nucleares más allá de los 40 años, lo que implicaría el cierre del último reactor en el año 2028, y especialmente impedir la reapertura y explotación de la Central Nuclear de Santa María de Garoña (Burgos).

SERVIMEDIA