Nacional Noticias

El salario bruto del trabajador español cayó un 0,2 por ciento en 2014

El coste laboral por trabajador fue de 30.653 euros, un 0,6 por ciento menos que en 2013

El salario bruto anual de los trabajadores españoles fue de 22.605 euros por trabajador, lo que supone un descenso del 0,2 por ciento en comparación con los datos de 2013. Los costes laborales fueron de 30.635 euros según los resultados de la Encuesta Anual de Coste Laboral publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Respecto a los costes no salariales, las cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social fueron la partida más importante (7.005,36 euros/trabajador, un 22,85 por ciento del coste laboral). Los sueldos y salarios más las cotizaciones a la Seguridad Social constituyeron conjuntamente, por tanto, el 96,6 por ciento del coste bruto.

Además de los salarios y cotizaciones, 380,73 euros anuales se destinaron a beneficios sociales por trabajador (cotizaciones voluntarias a seguros y planes de pensiones, prestaciones complementarias a la Seguridad Social y gastos de carácter social), 234,62 a otros gastos derivados del trabajo (indemnizaciones por fin de contrato, pequeño utillaje y ropa de trabajo, transporte hasta el lugar de trabajo, selección de personal…), 326,67 euros correspondieron a indemnizaciones por despido y 99,88 a formación profesional.

Coste laboral según actividad económica

La Industria, con un coste total neto por trabajador de 36.865,49 euros durante 2014, fue el sector económico con mayores costes laborales y con aumento interanual de los mismos más elevado (0,9 por ciento), destacando el aumento del coste salarial (1,5 por ciento) frente al descenso de los costes no salariales (0,7 por ciento).

El sector de la Construcción experimentó un decrecimiento del coste neto del 0,4 por ciento con respecto al año anterior, debido al descenso del coste no salarial del 3,0 por ciento y a pesar de la subida de los costes salariales del 0,7 por ciento. El sector Servicios presentó un descenso del coste neto del 0,9 por ciento, como consecuencia de la disminución en el coste salarial (0,6 por ciento) y no salarial (1,8 por ciento).