Nacional Política Sectores

El salario mínimo para 2016 será de 665,08 euros

La subida del 1% aprobada hoy en Consejo de Ministros es rechazada de pleno por los sindicatos

A última hora y, según dicen fuentes próximas a los sindicatos y agentes sociales, “como viene siendo tradición”. El Gobierno en funciones ha aprobado hoy en el último Consejo de Ministros del año la subida del 1 por ciento del salario mínimo interprofesional (SMI) que a partir del próximo mes de enero pasará a ser  de 655,08 euros, o lo que es lo mismo, 6,48 euros más de lo que se venía cobrando hasta ahora (655,08). Incremento que “responde a la mejora de las condiciones generales de la economía, a la vez que continúa favoreciendo, de forma equilibrada, su competitividad, acompasando la evolución de los salarios con el proceso de recuperación del empleo en un contexto de contención de los precios”, según se explica en el comunicado emitido al efecto por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

Esta cantidad que aunque dará para que los trabajadores se tomen un par de cañas o comprar un libro de bolsillo ha prendido pólvora entre los sindicatos que no están de acuerdo “ni en el fondo ni en las formas”. De hecho éstos defienden una subida del 11 por ciento para este año -10 puntos porcentuales superior a la anunciada hoy- con lo que el SMI se fijaría en 719,95 euros, y de otro 11 por ciento en 2017, alcanzándose así los 800 euros.

Aumentos ambos que se aproximarían a lo establecido en la Carta Social Europea en la que se recomienda que el salario mínimo se corresponda con el 60 por ciento del salario medio neto del país. En ese sentido los sindicatos acusan al Ejecutivo de decretar “al servicio de las élites empresariales y económicas” y de que con esta decisión “ni se soluciona la brecha salarial ni se impulsa el consumo y la economía”. Por ello, tal y como adelantaban en un comunicado emitido ayer a medio día, de no abrirse un “periodo de consultas” y “si el Gobierno sigue adelante con su decisión” están dispuestos a denunciarlo ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT) “por vulneración de los derechos laborales”.

No lo ven así desde la patronal de los empresarios CEOE (Confederación Española de Organizaciones Empresariales), desde donde consideran que el equipo liderado por Mariano Rajoy ha acertado con esta decisión, puntualizando que “se encuentra dentro de los parámetros de lo acordado en el tercer Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC)”, rubricado a principios del pasado mes de julio tras meses de polémica. En este punto cabe recordar que el III AENC que fijaba el incremento salarial para 2016 de “hasta el 1,5 por ciento”, dejando el de 2017 a la deriva de la evolución del PIB y de un cuadro macroeconómico que pinta más que incierto dados los resultados de las elecciones del pasado 20 de diciembre.