El Santander reduce de 52 a 50 años el acceso a las prejubilaciones en su ERE

El Santander ha accedido a mejorar su oferta para fomentar la adhesión al Expediente de Regulación de Empleo (ERE) con el que buscará extinguir 3.464 puestos de trabajo bajando a los 50 años la edad de acceso a la prejubilación y ofreciendo el 75% del salario pensionable a empleados desde 55 años.

Hasta ahora el banco había limitado el acceso al retiro anticipado a trabajadores con 52 años cumplidos y ofrecía la máxima compensación salarial a partir de los 58 años. La mejora la ha detallado la dirección de la entidad este martes, donde los sindicatos reconocieron el esfuerzo por aproximar posturas aunque reclamaron que baje el número de salidas previstas.

El Santander, que en la reunión previa había bajado de 3.713 a 3.464 los puestos de trabajo a extinguir con el ERE y renunciado a ciertos traslados de personal, plantea que los empleados entre 55 y 61 años y con una antigüedad mínima de 15 años tengan el 75% del salario pensionable y el convenio especial con la Seguridad Social hasta los 63 años con deducción del desempleo los dos primeros años.

De forma alternativa, les ofrece el 72% del salario pensionable, el convenio hasta los 63 años pero con deducción del desempleo más un 58% de complemento voluntario. La mejora se ha sustanciado en abrir el abanico de potenciales beneficiarios ya que antes limitaba esta propuesta a empleados desde 58 años cumplidos.

De igual manera baja a empleados entre 50 y 54 años la propuesta del 60% del salario pensionable de seis anualidades, con un tope máximo de 380.000 euros y el convenio especial con la Seguridad Social hasta los 63 años, siempre que también cuenten con un mínimo de 15 años de antigüedad. Su posición previa limitaba esta propuesta a empleados de mayor edad, con 52 años cumplidos.

Otro de los cambios, fruto de esta decisión de ampliar las posibilidades de prejubilación, es bajar de 51 años a hasta un máximo de 49 años de edad la propuesta de despido con indemnizaciones de 40 días por año trabajado hasta un límite de 24 meses en metálico, frente a los 33 días y 18 mensualidades de la propuesta inicial. Estas indemnizaciones también son accesibles para personas de mayor edad si su antigüedad es inferior a los 15 años de trayectoria en el banco, de forma que no podría acceder a la oferta de prejubilaciones.

Estas salidas las bonifica además con primas de 2.000 euros por adhesiones voluntarias y por cada trienio que tenga el trabajador de antigüedad, junto a una compensación adicional de entre 5.000 y 30.000 euros en función de los años de prestación de servicio en la entidad.

En CCOO valoraron como “gestos positivos” las medidas planteadas y solicitaron seguir reduciendo el número total de puestos de trabajo a “destruir”, sobre todo “si lo que se pretende es seguir atendiendo con calidad a la clientela que llega procedente de las redes de Popular y Pastor”. Pide además garantizar la adscripción voluntaria mejorando las primas de salida, acercándola a la abonada cuando ajustó los servicios centrales, y evitar despidos forzosos “sin respectar las peticiones de adscripción voluntaria”.

Entrevistas

Crónica de bolsa

Lo más leído

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies