El sector del juguete afronta sus días claves

El sector del juguete vive su momento dorado, sus días más mágicos. La llegada de Papá Noel y de los Reyes Magos supone un fuerte movimiento de un sector que factura estas dos semanas el 70 por ciento de todo el año.

Los sacos de regalos de Papá Noel y de los Reyes Magos ya están cargados. La llegada de estos responsables de la ilusión suponen un momento clave para el sector del juguete, y en los cuatro días previos se concentra un 30 por ciento de las ventas de todo el periodo navideño.

La industria juguetera en España factura 1.156 millones de euros y crece un 1,7 por ciento, según el último informe “las nuevas reglas del juego” que ha elaborado EAE Business School. Con 221 empresas, concentradas sobre todo en Cataluña y Valencia, el sector da empleo directo a 4.500 personas, y crea 20.000 puestos indirectos. Las exportaciones han aumentado un 13,6 por ciento, las importaciones se han incrementado un 1,9 por ciento, y la inversión en publicidad ha crecido un 18 por ciento.

En el mundo, el sector del juguete presenta un escenario de crecimiento moderado y sostenido. Sin embargo existen algunas preocupaciones. El descenso de la natalidad en los países desarrollados y un desplazamiento del juguete tradicional “por el creciente y poderoso sector de los vídeo juegos” hacen a todos muy atentos a la evolución de esta industria.

Junto a la tecnología y el deporte, entre las tendencias del mercado triunfan los coleccionables y los juguetes “efecto wow”, un juguete que produce sorpresa y potencia la imaginación de los niños. En este sentido Lego o los juguetes Ksi Meritos, del grupo mexicano Distroller, encajan en esta experiencia. Además el concepto “just for fun” o “kidsadults”, dirigidas al juego al aire libre, en movimiento y que fomenta la vida sana.

En El Corte Inglés, líder del sector, cuenta 65.000 metros cuadrados destinados a este sector con 8.500 referencias, y fomenta también su marca propia con más de 2.000 propuestas, y destacan los juegos de mesa como referencia para una sociedad que valora mucho pasar el tiempo en familia en Navidad. Son regalos de “último minuto”.

La ilusión del juguete vive también en una industria que busca sus sorpresas, un planeta que ya piensa en la carta a los Reyes Magos del año que viene con el propósito de portarse muy bien.

EL JUGUETE DEL FUTURO

El juguete que viene debe tener unos cuantos requisitos para triunfar en el nuevo mercado. Según el informe de EAE Business School, el juguete del futuro será el resultado de la alianza de grandes corporaciones para dar una experiencia integral de juego. Será proactivo, capaz de contactar con muchos juguetes, compartirá información acerca de su uso que permitirá personalizar la oferta, algo que ya han puesto en marcha Lego y Microsoft. Además pondrá en contacto a diversos usuarios para crear comunidad y pasará de ser educativo a educador. Responderá también a gustos globales porque su distribución no se fija límites, y será evolutivo, para adaptarse a los gustos de los usuarios. La tendencia pasa por ser ecológico, con materiales orientados a la sostenibilidad, y solidario, porque sumará distintos valores sociales. Tampoco hará distinciones de género y estará por encima de la asignación por edad. Todas estas cualidades serán necesarias, sin olvidar que un juguete depende siempre del poder de la imaginación.

Entrevistas

Crónica de bolsa

Lo más leído

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies