Nacional Política Sectores

El sector industrial, motor económico y generador de empleo de Europa, según los ministros europeos de Industria

El tercer encuentro de los principales ministros de Industria y Competitividad de Europa se ha celebrado por primera vez en España con el propósito de identificar los factores que van a determinar el futuro de la competitividad de la industria Europea, considerado “verdadero motor económico de Europa y generador de empleo” por los ministros.

Los asistentes han apuntado que el fortalecimiento de la industria europea es su mayor preocupación, añadiendo que este fortalecimiento supone retos que la industria debe afrontar y liderar.

En la reunión celebrada en Madrid, se ha puesto de manifiesto que la competitividad de la industria requiere lograr la integración de las decisiones que en relación a este asunto están adoptando las formaciones sectoriales del Consejo de la UE para lo que han pedido un Consejo de Competitividad con más peso institucional y se han discutido propuestas que tienen este objetivo, entre las que destaca el protagonismo que debe tener el Grupo de Alto Nivel para el Crecimiento y la Competitividad, recientemente reforzado, asesorando al Consejo de Competitividad.

En relación al Plan de Inversiones para el Crecimiento y el Empleo puesto en marcha con el que se pretende revitalizar la economía real se han mostrado satisfechos. Para ello se van a lanzar acciones concretas que traigan resultados rápidos y eficaces en apoyo de un crecimiento sostenible. Dicho Plan, clave para lograr un crecimiento sostenible, el Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas y la anunciada agenda reformista, son pilares fundamentales.

La inversión estimada de este fondo es de 315.000 millones de euros y el período de aplicación de tres años. Por su parte, la Comisión estima que generará 1,3 millones de empleos y se prevé que tenga impacto sobre 2.000 proyectos europeos propuestos tanto por el citado organismo como por los Estados miembros.

Los ministros asistentes consideran que el Plan es una oportunidad que permite la modernización de la industria, de forma que los gobiernos y la industria no se pueden permitir dejar pasar esta ocasión.

La digitalización de la Industria ha sido otros de los asuntos tratados en el encuentro, un reto que los ministros consideran clave para potenciar la competitividad de la industria europea en el futuro y estiman que aprovechar la potencialidad de las TIC en todo el proceso industrial conseguirá que los productos fabricados en Europa tengan un mayor valor añadido y sean más competitivos.

Por último, los ministros se han mostrado de acuerdo en la importancia que tienen la política comercial, la política de competencia, la política de apoyo a la pyme y un Mercado Único operacional en la competitividad industrial. Asimismo, consideran que las políticas de medio ambiente y energía deben garantizar la competitividad de la industria.

Mª Asun Ten