Política

El seguro atiende el sepelio de más de 231.000 personas cada año

El seguro juega un papel protagonista en los sepelios en España. En 2013, el sector se hizo cargo del entierro de 231.280 personas. Es decir, el 57% de los fallecidos en el país el pasado año. Esta es una de las conclusiones que se desprenden de la última edición de la Memoria Social del Seguro elaborada por UNESPA.

La inmensa mayoría de las inhumaciones (159.118) se produjeron en la misma localidad donde ocurrió el fallecimiento. En 71.805 casos fue preciso trasladar el cadáver de una población a otra dentro del territorio nacional. Asimismo, hubo 357 personas que fallecieron en el extranjero y cuyos cuerpos fueron repatriados.

El seguro de decesos es, tras el de automóviles, el ramo con mayor capilaridad en España. Hasta 20,5 millones de personas de los 46,5 millones de residentes en el país están protegidas por una de estas pólizas de carácter familiar, de acuerdo con datos recabados por ICEA. Un 44% de la población.

Su implantación es particularmente destacada en Extremadura, donde el 65,6% de la gente se encuentra cubierta. Le siguen por relevancia Asturias (62,5%) y Andalucía (58,9%).

Otra característica llamativa del producto es su estabilidad. La relación entre un asegurado y su compañía de decesos suele ser muy dilatada. Así lo demuestra el hecho de que el 94,6% de los fallecidos llevaba más de una década con la misma entidad, según la Memoria Social del Seguro.