Nacional Política Sectores

El superávit de la cuenta corriente de capital en España se redujo un 75,5% en 2014

La economía española está mejorando, así lo reflejan los datos de las cuentas de la balanza de pagos correspondientes a 2014. En el conjunto del año, el superávit en las cuentas corrientes de capital descendió 16,4 mm, que supone un 75,5 por ciento menos comparado con las cuentas de 2013. Esta caída del superávit se dio tanto en las cuentas corrientes (un 92 por ciento) y en las cuentas de capital (un 36,2 por ciento).

En las cuentas financieras se produjo también un descenso del superávit al pasar de 40,6 mm de euros en 2013 a 25,1 mm de euros en 2014, una cifra que supone la caída del 38,1 por ciento de superávit. Pero estas cuentas aumentaron en las que se excluye al Banco de España, porque se pasó de tener un déficit de 73,6 mm a tener un superávit de 0,8 mm de euros. En cuanto a aquellas operaciones en las que se incluye al Banco de España, el superávit descendió considerablemente al pasar de los 114,2 mm a los 24,3 mm de euros de superávit.

Mes de diciembre

Según el Banco de España, el superávit en las cuentas corrientes y de capital aumentó 0,7 miles de millones de euros  el pasado mes de diciembre con respecto al mismo período de 2013, lo que supone un aumento del 15,5 por ciento. Pero en el interior de estas cifras se encuentra una pequeña caída porque el superávit de las cuentas de capital (compra-venta de activos como acciones, bonos y tierras) fue de 1,3 mm menos respecto al mismo mes de 2013, lo que supone una caída del 76,4 por ciento. En cuanto a las cuentas corrientes, el superávit aumentó 2 mm de euros al pasar de 2,8 a 4,8 mm de euros, una cifra que supone el aumento del 71,4 por ciento. Esta mejora en las cuentas corrientes se debe, en gran parte, al aumento de las rentas primarias y secundarias, cuyo superávit pasó de los 2 mm a los  4,4 mm, un 120 por ciento más. Las estimaciones muestran también un aumento, tanto de las exportaciones (5,8 por ciento) como de las importaciones (7,1 por ciento).

Por otro lado, las entradas netas de las cuentas financieras, excluido el Banco de España, fueron de 6.8 mm, una cifra que, aunque sigue siendo déficit, se consiguió rebajar un 107,3 por ciento, aunque las inversiones en cartera descendieron un 28,6 por ciento. Las causas de esta notable caída se debieron a un descenso de los activos y aumento de los pasivos financieros. Por otro lado, las inversiones netas directas y otras inversiones aumentaron en diciembre de 2014, en el caso de las inversiones netas directas, un 250 por ciento y, en otras inversiones, un 605 por ciento respecto a diciembre de 2013.

Yasmina Pena