Sectores

El superávit del sector servicios crece un 10,5 por ciento hasta los 4.901 millones

El saldo de los servicios ha finalizado el tercer trimestre del año en datos positivos, exactamente alcanza los 4.901 millones de euros, un 10,5 por ciento más que en el mismo periodo de 2014, según el INE. Esta cuantía se debe al cálculo de restar las importaciones (9.341 millones) a las exportaciones (14.242 millones), y las cuales crecen un 9,1 y un 8,3 por ciento respectivamente.

Por regiones, Europa ha sido el principal mercado de las exportaciones ya que alcanzó los 8.583,4 millones de euros, seguido de América con 3.650 millones y Asia con 1.327 millones. En cuanto a las importaciones se mantiene el mismo ranking. Asimismo, las europeas ascienden a 6.844,9 millones, las americanas 1.694,4 millones y las procedentes de Asia alcanzan los 544,2 millones.

Los servicios con mayor contribución positiva a la tasa de las exportaciones de servicios han sido los empresariales, que alcanzaron los 4.530,4 millones y crecieron un 12,9 por ciento. A este le sigue el transporte con un valor de 4.014,5 millones, un 7,7 por ciento más que en 2014, y los seguros y pensiones, que alcanzaron los 1.033 millones de euros al crecer 7,3 puntos porcentuales.

Pero no todo es positivo porque hay servicios que han contribuido negativamente a las cuentas. Son la construcción, que decreció un 20 por ciento hasta los 246 millones y los bienes y servicios gubernamentales, que lo hicieron un 11,4 por ciento hasta los 32 millones.

En cuanto a las importaciones, el transporte es el servicio que aporta una mayor contribución al alcanzar los 2.564,9 millones de euros, un 11,4 por ciento más que en el tercer trimestre de 2014. Le sigue el empresarial con 3.111,8 millones (crece un 6,3 por ciento) y la propiedad intelectual, cuyas importaciones ascienden a 871,3 millones, un 17,7 por ciento más que en el mismo periodo del pasado año. Por su parte, contribuyeron negativamente los seguros y pensiones, ya que su valor decreció 8,3 puntos porcentuales hasta los 681,8 millones de euros, y la transformación de bienes sin traspaso de la propiedad, cuyas importaciones alcanzaron los 77,6 millones de euros, un 28,6 por ciento menos en tasa interanual.