Economía

El Tesoro coloca 4.676,77 millones en bonos y obligaciones

El Tesoro Público ha colocado 4.676,77 millones en bonos y obligaciones en la segunda subasta del año, a pesar de haber ofrecido a los inversores intereses más bajos que la última vez que vendió estas mismas referencias, de forma que las rentabilidades se mantienen en mínimos históricos.

El organismo ha cumplido así su objetivo al quedarse en la parte media del rango, ya que esperaba captar entre 4.000 y 5.000 millones. En la estrategia para 2015, el Tesoro se ha fijado como objetivo utilizar activamente el rango de emisión en las subastas y buscar la media del rango y no el máximo. La demanda, por su parte, ha sido alta y ha superado los 11.250 euros.

En concreto, ha vendido 1.556,13 de los 3.821,13 millones solicitados en bonos del Estado a 3 años, con cupón del 0,50% y vencimiento a 31 de octubre de 2017, de forma que la demanda ha superado en 2,5 veces lo emitido (3,2 veces en la anterior ocasión).

Los intereses de este papel se han moderado respecto a la última subasta que se celebró en diciembre y siguen así en mínimos históricos. En concreto, el tipo medio ha pasado del 0,584% al 0,556% y el marginal ha pasado del 0,595% al 0,576%.

Por otro lado, el Tesoro ha colocado 1.760,08 de los 4.200,08 millones pedidos por el mercado en bonos a 5 años, con cupón del 1,40% y vida a 31 de enero de 2020. En este caso, la demanda ha superado en 2,4 veces lo vendido (1,5 veces en la anterior ocasión).

Los intereses del bono a cinco años también se han moderado respecto a la última subasta, que se celebró la semana pasada, y también se mantienen en mínimos históricos. En concreto, el tipo medio ha pasado del 0,928% al 0,849% actual y el marginal del 0,964% al 0,869%.

Finalmente, el Tesoro ha emitido 1.360,56 millones en obligaciones a 7 años, con cupón del 5,85% y vencimiento a 31 de enero de 2022, de forma que la demanda ha superado en 2,4 veces lo vendido. El tipo medio de este bono se ha situado en el 1,147% y el marginal en el 1,158%.

En lo que queda de mes, el organismo realizará dos subastas más, pero de letras. La primera se celebrará el martes 20, dos días antes de la reunión del Banco Central Europeo (BCE), en la que su presidente, Mario Draghi, podría anunciar el programa de compra de deuda soberana. La segunda subasta se celebrará el martes 27, dos días después de las elecciones griegas.

OBJETIVOS DEL AÑO

En el conjunto del año, el Tesoro necesitará una financiación bruta de 239.369 millones de euros, de los que 141.996 millones se colocarán a medio y largo plazo, 264 millones menos que en 2014, y 97.323 millones en letras, unos 1.730 millones menos.

En términos netos, la emisión será de 55.000 millones de euros, una cifra similar a la de 2014 que incluye unos 8.000 millones para asumir las necesidades de financiación de las comunidades autónomas y las entidades locales que se adhieran a las medidas para mutualizar la deuda aprobadas a finales de 2014.

El resto, unos 184.369 millones, se destinará a las amortizaciones, 91.996 millones en el caso del medio y largo plazo (bonos y obligaciones), y 92.373 millones para las de las letras del Tesoro.

EUROPA PRESS