Nacional

El Tesoro coloca 5.000 millones en un bono a 10 años ligado a la inflación

El Tesoro Público ha lanzado la primera emisión de su programa de títulos indexados a la inflación europea mediante una sindicación bancaria. El programa ha comenzado con la puesta en circulación de una nueva referencia a 10 años, con vencimiento el 30 de noviembre de 2024 y un cupón real del 1,80%.

La rentabilidad real de la emisión ha sido del 1,835%, ligeramente inferior a la del bono italiano indexado a la inflación europea con vencimiento en septiembre de 2024. La demanda ha sido de 20.300 millones de euros y se han colocado 5.000.

La demanda ha venido de más de 270 cuentas inversoras y ha alcanzado los 20.300 millones de euros, el mayor libro de órdenes en una operación sindicada indexada a la inflación europea. La colocación ha sido muy diversificada tanto por tipo de inversor como por zonas geográficas.

La participación de inversores extranjeros ha llegado al 73% de la sindicación, unas participaciones donde el país galo ha sido el mayor protagonista con un 21%, seguido de Reino Unido e Irlanda con un 15%, los países nórdicos con un 8% e Italia con un 6%.

La mayor inversión ha venido de la mano de gestoras de fondos con el 41% del total, seguidas de entidades bancarias con un 21%, aseguradoras y fondos de pensiones que han participado con un 16% y bancos centrales, con el 8% del total.

Banco Santander, Barclays Bank, BNP Paribas, Caixabank, Deutsche Bank y Société Générale han actuado como directores de esta emisión.