Política Sectores

El Tribunal de Cuentas dice que en 2014 se interrumpió la reducción de déficit de las Comunidades

El Tribunal de cuentas asegura que en 2014 las Comunidades Autónomas interrumpieron “la continua reducción de déficit” que  se había conseguido desde 2012.

Así consta en el ‘Informe de fiscalización de las actuaciones desarrolladas por las Comunidades Autónomas y Ciudades Autónomas en relación con los planes económico-financieros (PEF), planes de reequilibrio y planes de ajuste previstos en la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera, y con la gestión del Plan de Pago a Proveedores’, que señaka que las medidas de ajuste de déficit han ido “perdiendo eficacia” como consecuencia de la fijación de un objetivo único para todas las comunidades y por haber planteado los planes económico-financieros, usando cifras que fueron modificadas posteriormente.

En este sentido, el destaca la “buena gestión” que hicieron Castilla-La Mancha y Andalucía, que redujeron el desequilibrio presupuestario en más de un 80 por ciento, y el de otras Comunidades Autónomas como Madrid o Galicia, aunque estas últimas “han experimentado en 2014 un ligero deterioro”.

El Tribunal de Cuentas sugiere a las Comunidades Autónomas adoptar “medidas de ajuste extraordinarias” para alcanzar los objetivos, evitar desviaciones, aportar información más “precisa” sobre sus ajustes y hacer esfuerzos para la consolidación porque la mayor parte de los planes económico-financieros no detallan suficientemente las medidas de control del gasto.

“No consta que el Ministerio de Hacienda adoptase ninguna de las medidas”

El Tribunal de cuentas ha criticado al Ministerio de Hacienda  porque no adoptó medida alguna al alejamiento que varias Comunidades estaban haciendo de sus objetivos de déficit, pese a que lo reflejaron los sucesivos informes de seguimientos de los planes de ajuste de 2012 y 2013.

Por otro lado, también ha cuestionado que Hacienda fijase un único objetivo de déficit para todas las Comunidades  porque esto limita la “eficiencia” del procedimiento de consolidación fiscal y convierte el procedimiento de fijación de objetivos individuales en un “mero formalismo”.

Por ello, el Tribunal recomienda al departamento que dirige Cristóbal Montoro que “extreme el control” y explique “tanto los criterios de distribución (del déficit) entre subsectores como la distribución horizontal entre comunidades”.

Déficit, deuda y Gasto

El informe contempla también un resumen de los datos de déficit, deuda y gastos en las Comunidades Autónomas.

De esta forma, refleja que en 2012 el subsector autonómico tuvo un déficit del 1,84 euros, tres décimas por encima del 1,5 fijado como objetivo. Lo mismo ocurrió en 2013, cuando el déficit era otras tres décimas por encima del 1,2 por ciento máximo.

En cuanto a la deuda pública, se situaba a finales de 2014 en 209.773 millones de euros, una cantidad que equivale el 20 por ciento del PIB, un punto superior al objetivo del 19,1 por ciento. Sin embargo, aplicando las normas sobre cómputo de operaciones extraordinarias de financiación, sí que estuvieron por debajo del tope, aunque Aragón, Castilla-La Mancha y Navarra sí que incumplieron sus objetivos individuales en 2013.

De hecho, el Tribunal advierte de que entre 2011 y 2014 la deuda se incrementó un 63,17 por ciento, lo que podría dificultar el alcance del objetivo de 13 por ciento en 2020, salvo que la normativa “se aplique con rigor” y que la reducción sea al menos dos puntos al año mientras se crezca o se genere un dos por ciento de empleo cada año.

Para finalizar, todas las Comunidades Autónomas cumplieron la regla del gasto, aunque el Tribunal advierte de que los presupuestos autonómicos “no disponen de la información necesaria para verificar el cumplimiento” de la regla de gasto ni de “una metodología de criterios uniformes para aplicarla”, razón por la que el organismo recomienda incluir esta información en sus cuentas públicas.