Empresas Sectores

El turista asiático gasta en España 10 veces más que el europeo

Dejan una media de 1.000 euros en cada tienda y vienen con la lista de lo que van comprar

Muchos son los factores que diferencian a los habitantes de distintos continentes. Gastronomía, costumbres, festividades y, cada vez más, el dinero que se gastan durante sus vacaciones. La diferencia es desorbitada porque el turista asiático se gasta en una compra lo mismo que un europeo en una semana, es decir, 10 veces más.

Los viajeros de países orientales se dejan una media de 1.000 euros en cada tienda, según Global Blue, además sus hábitos de viaje son bien diferenciados. Mientras que estos prefieren realizar actividades como ir de compras o visitar el Estadio Santiago Bernabeu durante su estancia en nuestro país, los europeos optan más por el calor, destinos de “sol y playa” para que su viaje sea de placer y desconexión.

Por este motivo, el turista asiático, principalmente el chino, es el más rentable para la industria turística española. Estos se caracterizan por tener un mayor nivel económico, optando por estancias en hoteles de lujo y tienen como principal interés ir de compras, principalmente a relojerías, grandes almacenes y tiendas de complementos. Lo más curioso de estos visitantes es que no pierde el tiempo en las tiendas porque el 90 por ciento embarcan en el avión sabiendo qué van a comprar, por lo que acuden a un establecimiento en concreto.

“Más de la mitad de los turistas que recibe nuestro país son franceses, alemanes y británicos que eligen España por el sol y playa, es decir, estamos ante visitantes que generan pocos ingresos pero que demandan recursos del país (infraestructuras, sanidad…). Sin embargo, el turista extracomunitario es todo lo contrario: generador de riqueza y empleo y poco demandante de recursos, y por tanto, objetivo prioritario para la industria turística de nuestro país”, señala el Country Manager de Global Blue España, Luis Llorca.

Entre los países más buscados para las vacaciones

Por unas cosas o por otras, España se encuentra entre los destinos más buscados por 20 países de todo el mundo, según Hoteles.com. Bien para compras o disfrutar de las horas de sol tomando un refrigerio en un chiringuito de playa la verdad es que durante la primera mitad del año llegaron 29,1 millones de turistas internacionales, un 4,2 por ciento más que en el mismo periodo de 2014, según el Ministerio de Industria, Energía y Turismo.

Las ciudades más populares son Barcelona, Madrid y Mallorca. La Ciudad Condal es la más demandada de las tres ya que se encuentra en el Top 5 de turistas franceses, italianos y nórdicos y en el Top 10 de aquellos procedentes de Irlanda, Rusia, Turquía, Reino Unido o Estados Unidos.

Por su parte, la capital española ocupa el segundo lugar y es el más demandado también por los franceses, además de los alemanes, irlandeses, argentinos, mexicanos y estadounidenses.

Las islas están de rabiosa actualidad, aunque nunca siempre lo han estado. En los últimos años, ambos archipiélagos han ido aumentando la presencia de turistas, principalmente el Balear porque Mallorca e Ibiza protagonizan la mayoría de las reservas.

Los destinos siguen la línea de hace algunos años, aunque con pequeñas diferencias como es el aumento de la demanda en Baleares o Fuengirola, que se encuentra entre los  20 destinos más demandados por los finlandeses.

Yasmina Pena