Política Sectores

Elecciones en Reino Unido, clave para el futuro de las empresas españolas

Los últimos sondeos de opinión otorgan un empate a las formaciones de Cameron y Ed Miliband

Los británicos votan hoy en las elecciones más ajustadas de las últimas décadas. Los sondeos de opinión no dan una victoria holgada a ninguno de los candidatos. Ni el conservador David Cameron ni el laborista Ed Miliband tendrán suficientes escaños para una mayoría absoluta que requiere ganar 326 de los 650 asientos que tiene el Parlamento.

Por ello, las empresas españolas en Reino Unido tratan de mantener neutralidad ante estas disputadas elecciones que podrían acercar a la quinta economía mundial en tamaño a una salida de la Unión Europea.

No obstante, algunas compañías admiten en privado que una victoria del líder laborista crearía incertidumbre sobre la futura rentabilidad de sus activos en el país, donde empresas como Inditex tienen más de 100 tiendas y 4.595 empleados. Además, el programa de Miliband contempla varias medidas concretas que podrían dañar las cuentas de algunas empresas.

Entre estas, promete congelar el precio de la luz y del gas durante los próximos dos años. Por ello, la eléctrica Iberdrola sería una de las más perjudicadas, ya que controla el 100 por cien de Scottish Power. Por el contrario, Miliband, que apoya el sector de las energías renovables en mayor medida que Cameron, beneficiaría a compañías como Repsol, quien pretende instalar parques eólicos.

Además, la congelación de las tarifas de tren y la posible creación de un nuevo operador estatal que competiría en el sector del ferrocarril (propuesta del partido laborista) podría afectar negativamente a empresas como National Express, donde la familia Cosmen posee un 15 por ciento de participación. No obstante, Ferrovial, Acciona o ACS podrían salir beneficiadas en la construcción de líneas de alta velocidad, una propuesta que comparten ambos partidos.

Respecto al mercado británico, los laboristas plantean una subida de impuestos e introducir más competencia en el negocio hipotecario. Esta liberalización podría ser positiva para bancos como Sabadell, quien ha hecho una oferta de compra a TBS por 2.400 millones de euros. Banco Santander, por su parte, se tendría que adaptar a la regularización del nuevo Gobierno.

Sin embargo, el panorama con el actual primer ministro conservador, David Cameron, también alberga un gran riesgo para todas las empresas españolas: la permanencia en la Unión Europea. Y es que entre sus intenciones está el objetivo de celebrar un referéndum sobre la salida de Reino Unido de la UE en 2017.