Internacional

Embajador francés en España: “Francia no bajará el salario mínimo porque no es una medida competitiva”

La semana pasada el parlamento francés daba luz verde al programa de estabilidad para el periodo 2014-2017. En Gestiona Radio hemos analizado ese plan de ajuste del nuevo primer ministro Manuel Valls que busca controlar el déficit público con recortes del gasto por importe de 50.000 millones de euro.s con el embajador de Francia en España, Jerome Bonnafont.

-¿Cuál es la situación económica que atraviesa Francia? Por qué el Gobierno francés aprueba este ajuste en este momento?

La situación es de recuperación económica para Europa y en este sentido hay un compromiso de Francia y de los demás países europeos para reducir el déficit y controlar el gasto público. Por eso el Gobierno decidió un plan de recuperación de 50.000 millones de euros en tres años que el Parlamento aceptó con la mayoría de sus votos. Ahora hay que aplicarlo para respetar nuestro compromiso de déficit del 3% a final de 2015.

-¿Tendrán algún efecto en relaciones comerciales con España o afectarán de algún modo a las empresas españolas con intereses en Francia?

El impacto de la crisis europea sobre el negocio franco-español es de antes porque con la crisis española hemos pedido en Francia casi 5.000 millones de exportaciones hacia España. Para nosotros la buena noticia es la recuperación económica der España porque significa que vamos a tener más negocio entre Francia y España. Este plan de recorte de gasto público no va a afectar al funcionamiento del negocio entre los dos países. La otra parte del plan del Gobierno francés es bajar las cargas empresariales y mejorar la competitividad industrial de las empresas francesas. Y todo esto debería acompañarse de una tasa de crecimiento que va a subir al 1% este año, al 1,5% en 2015 y a más del 2% en 2016. Nuestro camino de recuperación económica debería aumentar el negocio con España.

-Lo que no toca Francia es el salario mínimo fijado en 1.128 euros netos al mes a pesar de ser una petición de la patronal de empresarios francesa. ¿Por qué?
No creemos en el Gobierno francés que bajar el salario mínimo sea una medida competitiva para la economía francesa. Lo que nos parece es que tenemos que bajar de manera general las cargas laborales y subir el valor añadido de la producción industrial francesa.- No vamos a competir con otros países con salarios más bajos, vamos a competir con producciones de más valor añadido, con más innovación y con más nivel tecnológico.

-Desde que usted llegó a España a finales de 2012 con una situación económica difícil se han hecho muchas reformas. ¿Esas reformas han hecho que España vuelva a ser un destino interesante para que inviertan aquí empresas francesas? ¿Puede ser un ejemplo para Francia?

Es verdad que hay una inversión francesa en España muy alta. Hay aproximadamente unos 2.000 empresas que han invertido industrialmente en España y que emplean a 30.000 españoles. Las empresas francesas consideran que España es un país de inversión importante y un socio económico de prima calidad. Es cierto que en Francia estamos reflexionando sobre las reformas españolas porque la recuperación de la balanza comercial ha sido espectacular. Esto lo respetamos y lo miramos con interés.

-¿Hay previstas inversiones de empresas francesas en España en los próximos meses?

Sí, muchas. Mi objetivo, más que ayudar a las empresas francesas que vengas a España, es pedirle a las empresas españolas que inviertan en Francia porque nos parece que debería haber más inversiones españolas en Francia para aumentar nuestro negocio común y la capacidad de los dos países de trabajar conjuntamente en la recuperación económica de Europa.