Política Sectores

En 2014 los españoles ‘derrochamos’ un 2,3% más

La renta disponible creció un 1,4 por ciento mientras que la tasa de ahorro cayó 0,6 puntos

La economía de los españoles parece que empieza a desestancarse. Esta mañana conocíamos los datos de Contabilidad Nacional publicados por el INE (Instituto Nacional de Estadística) de los que se extraen que el gasto en consumo final de los españoles creció un 2,3 por ciento. Evolución en la que tuvo bastante que ver el incremento del 1,4 por ciento de nuestra renta disponible, motivada a su vez, por el estancamiento de los precios al consumo (IPC).

La rentas primarias netas también crecieron un 1,8 por ciento, que se debería, según el INE a una “mayor remuneración percibida por los asalariados” (1,4 por ciento) así como por el 19,3 por ciento de crecimiento en el saldo neto de rentas de la propiedad recibidas.

Sin embargo, lejos de mantenerse la tendencia de ahorro de los tiempos de crisis, volvemos a las andadas y, en términos interanuales, ésta se redujo hasta el 9,8 por ciento, 0,6 puntos menos con respecto a 2013 (10,4 por ciento). Con todo ello la capacidad de financiación de los hogares españoles se situó en 33.787 millones de euros, 4.400 millones menos que a cierre de 2013.

Por lo que respecta al cuarto trimestre, la tónica marca signos positivos. El incremento del 2,2 por ciento en la remuneración percibida por los asalariados y el 37,6 por ciento de mejora en las rentas de la propiedad tuvieron como resultado un aumento del consumo del 2,7 por ciento con respecto al mismo periodo de 2013 que, además, no supuso impedimento alguno para que se incrementase hasta los 25.692 millones de euros, situando la tasa de ahorro hasta el 13,8 por ciento de la renta disponible.