Empresas Sectores

Endesa gana 870 millones hasta junio

Endesa registró un beneficio neto de 870 millones de euros en el primer semestre del año, lo que supone un aumento del 17,1% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, a pesar de que el resultado logrado entre enero y junio de 2014 incluía el negocio latinoamericano, que fue vendido a Enel a finales del año pasado.

En términos homogéneos, es decir, contemplando exclusivamente el resultado del negocio en España y Portugal en ambos periodos, el incremento del beneficio alcanza el 56,6%, según ha informado este martes la compañía.

Los ingresos de Endesa en el primer semestre ascendieron a 10.314 millones de euros, en línea con los obtenidos en el mismo periodo del año anterior (10.280 millones de euros).

Por su parte, el resultado bruto de explotación (Ebitda) se situó en 1.934 millones de euros, un 16,3% superior al del primer semestre de 2014, como consecuencia fundamentalmente del reconocimiento del valor de los certificados de CO2 y del impacto del borrador de Real Decreto sobre retribución de la generación en los sistemas extrapeninsulares.

Asimismo, el resultado neto de explotación (Ebit) creció un 35,1%, hasta los 1.262 millones de euros, debido, según la compañía, al alargamiento de la vida útil de las centrales nucleares y de los ciclos combinados desde el 1 de octubre de 2014.

La deuda financiera neta de Endesa a cierre de junio se situó en 4.992 millones de euros, con un descenso de 428 millones de euros respecto de la existente a 31 de diciembre de 2014, gracias a que el elevado ‘cash flow’ operativo fue suficiente para cubrir las inversiones, pagar los dividendos y reducir el endeudamiento.

La compañía ha destacado que el incremento registrado por los resultados se ha debido esencialmente a que el margen bruto de sus negocios regulados creció un 17% y el de sus negocios liberalizados lo hizo en un 3%.

Dichos resultados recogen asimismo el efecto positivo de determinados factores no recurrentes, como es el caso de las operaciones relativas a los certificados de CO2.

La compañía ha subrayado que estos resultados confirman su capacidad para cumplir los objetivos incluidos en el Plan Industrial, presentado a los mercados en octubre de 2014 y actualizado en junio de 2015.

Entre enero y junio, la demanda eléctrica eléctrica peninsular aumentó un 1,9% (+0,5%, una vez corregido el efecto de laboralidad y temperatura), sumándose así al positivo comportamiento de los indicadores que apuntan a una recuperación de la economía española.

Este incremento dio lugar a una mayor producción propia de la empresa, especialmente de la generada por sus centrales térmicas, ya que en el primer semestre de 2015 no se repitió la hidraulicidad excepcionalmente elevada del mismo periodo del año anterior.

Como consecuencia de ello, la producción eléctrica peninsular en régimen ordinario de Endesa creció un 12,5%, situándose en 29.471 GWh; y las producciones de los ciclos combinados y de las centrales de carbón experimentaron incrementos muy elevados (+140,8% y +38%, respectivamente), que compensaron la caída de la producción hidroeléctrica (-14,3%).

Por otro lado, a pesar del descenso de la producción hidroeléctrica de la empresa y del moderado crecimiento de su producción de origen nuclear (+2,7%), estas dos tecnologías representaron conjuntamente el 59,7% de la generación peninsular de Endesa en régimen ordinario, frente al 54,6% del resto del sector.

Por lo que se refiere a los demás resultados operativos, Endesa produjo 5.862 GWh en los Territorios No Peninsulares (+1,4%); distribuyó 56.023 GWh en el mercado español en el primer semestre de 2015 (+2,9%); vendió 37.922 GWh a los clientes del mercado liberalizado (-1,5%) y 7.769 GWh en el mercado regulado (-9,7%); y sus ventas en el mercado de gas fueron de 37.419 GWh (+0,1%).

Como consecuencia de todo ello, la compañía alcanzó una cuota de mercado del 39,2% en generación peninsular en régimen ordinario, del 43% en distribución y del 35,5% en ventas a clientes del mercado liberalizado.

Europa Press