Noticias

Ercros lanza sus beneficios para arrancar 2016

Supera con creces los obtenidos durante el mismo periodo del ejercicio anterior, que no llegaban al millón

Los beneficios de Ercros han crecido durante el primer trimestre de 2016. Así, los 7,97 millones de euros que contabiliza durante este periodo superan los 400.000 euros del año anterior, según ha confirmado la propia compañía este lunes.

Desde la productora química se asegura que estas cifras son reflejo “de la estrategia implantada por la sociedad y las actuaciones de reestructuración llevadas a cabo en los últimos años”.

Por otro lado, el incremento del patrimonio neto, en 7,92 millones de euros, es consecuencia de los beneficios obtenidos. La mayor generación de caja ha posibilitado, asimismo, una disminución de 5,09 millones de euros de la deuda financiera neta, que se ha situado a finales de marzo en los 86,14 millones de euros.

Mientras tanto, la cifra de negocios se ha elevado a 154,06 millones de euros, por lo que se ha incrementado un 1,1% en su tasa interanual. Un fenómeno que se explica “por el lado del precio”,

Reduce los gastos

Además, la empresa logró reducir durante estos meses los gastos en suministros, cuyo importe ha disminuido en 7,68 millones de euros.  Por su parte los de personal han aumentado en algo más de medio millón de euros.  El aumento salarial, así, habría compensado la reducción de la plantilla.

Los aprovisionamientos han aumentado 2,49 millones de euros,  por el desigual comportamiento de las materias primas, pues mientras que en el caso del etileno su precio ha aumentado moderadamente, en el caso del metanol su precio ha disminuido un 30%, y  por el aumento de las compras de productos para su comercialización.

Teniendo en cuenta estos datos y al combinar el efecto de mejora de tres puntos de los ingresos y la reducción del 4,2% de los gastos,   el resultado bruto de explotación (ebitda) se ha elevado hasta los 15,95 millones de euros, el triple del obtenido en el ejercicio anterior.

Para finalizar, entre el 31 de diciembre de 2015 y el 31 de marzo de 2016, el ratio entre la deuda financiera neta y la suma del patrimonio neto más la deuda financiera neta, que permite medir el nivel de endeudamiento de la empresa en relación con los recursos disponibles y, por tanto, la solvencia de la compañía, mejoró al pasar del 0,34 al 0,32.

En este mismo período, el ratio obtenido entre la deuda financiera neta y el ebitda de los últimos 12 meses también mejoró al pasar de 5,97 a 2,00, una reducción muy significativa que refleja de forma clara la importante mejora de la capacidad de la sociedad para hacer frente a sus deudas.