Opinión

Erdogan, primer ministro de Turquía ¡Despedido!

No se puede poner puertas al mar, ni tampoco a la libertad de expresión y a la conectividad de la población por fines políticos. El primer ministro turco ha dicho que tiene previsto cerrar las páginas de Facebook y Youtube porque cree que los mensajes que políticamente le dañan, alega que sus enemigos políticos le dañan a través de un abuso de estas redes.

Hace poco a través de internet se publicaban unas grabaciones, donde presuntamente, se escuchaba a Erdogan dando algunos consejos sobre cómo tapar la corrupción, algo de lo que se acusa a su círculo más cercano.