Empresas Sectores

¿Es siempre lo barato la mejor opción?

Los conductores que utilizan carburantes “low cost” pueden recorrer hasta 833 km menos por la suciedad en el motor

El “low cost” está en pleno auge. Transporte, moda, comida y un largo etcétera se posicionan como una de las opciones más recurrentes en nuestras vidas para poder ahorrarnos unos euros. A veces encontramos verdaderas ofertas y “gangas”, pero ¿son siempre la mejor opción?

Según el estudio BP sobre hábitos de repostaje en España, los españoles que utilizan habitualmente carburantes “low cost” podrían estar recorriendo hasta 833 kilómetros menos de media al año, debido a la suciedad que se acumula en el motor por el uso de estos carburantes, que pueden llegar a causar un incremento en el consumo de un siete por ciento.

Así, cerca del 21 por ciento de los encuestados se declara cliente habitual de este tipo de carburante. Además, estas personas son las que suelen viajar en mayores distancias, alcanzando los 11.908 kilómetros anuales frente a la media de todos los encuestados (11.008 kms).

Precio, distancia recorrida y limpieza del motor, los aspectos más valorados

La encuesta revela, además, que la posibilidad de recorrer una mayor distancia (54 por ciento) y de limpiar el motor (39 por ciento) son, después del precio (58 por ciento), los aspectos más valorados por los conductores a la hora de elegir un carburante.

Respecto a los efectos de los carburantes mejorados, la limpieza y el rendimiento del motor son los dos aspectos fundamentales para los conductores. Aun así, un porcentaje significativo desconoce que los carburantes con aditivos pueden optimizar el rendimiento del motor (24 por ciento), ayudar a limpiarlo (26 por ciento) e incluso permitir recorrer mayores distancias por cada depósito (26 por ciento).

Los españoles encuestados recorren una media de 11.000 kilómetros al año, distancia que aumenta en el caso de los hombres y en la franja entre 35 y 45 años. En nuestro país, casi el 60 por ciento de los conductores reposta combustible una o dos veces al mes. El 39 por ciento gasta menos de 40 euros, mientras un 37 por ciento reposta hasta 60. Aunque acuden un número similar de veces a las gasolineras, los hombres invierten más que las mujeres (58 por ciento más de 40 euros frente al 43 por ciento de las mujeres). Por su parte, los jóvenes acuden más a menudo a la estación de servicio, pero repostan una menor cantidad.

Asun Infante