Política Sectores

Esade prevé que el sector turístico atraiga inversión china en próximos años

El sector turístico se sitúa como uno de los principales focos de atracción de “nuevas e importantes” inversiones chinas en España debido al incremento de turistas procedentes del país asiático previsto para los próximos años, según un informe de la escuela de negocios Esade.

El documento explica que actualmente hay un “desajuste” entre China y España respecto a su relación turística que “deberá empezar a cubrirse en los próximos años”, ya que el país asiático está llamado a convertirse en uno de los mayores emisores de turistas y España es la tercera potencia mundial en recepción de viajeros.

Las principales inversiones chinas en el turismo español han sido en el sector hotelero con la entrada del grupo chino HNA en el capital de la cadena NH, aunque el informe señala otras iniciativas como el aumento de las rutas áreas entre ambos países o los acuerdos de promoción turística que “indican un mayor interés de las inversiones chinas en el sector turístico”.

Al respecto, recuerda que Air China estableció en 2014 una ruta directa entre Barcelona y Pekín, y está valorando hacer lo mismo desde Málaga, así como una conexión directa entre Barcelona y Shangai.

El sector energético es otra de las áreas que se perfilan como receptoras de capital chino debido a la transición que el país asiático ha iniciado hacia “una matriz energética más sostenible”, por lo que en la actualidad busca adquirir conocimiento y tecnología para impulsar las energías renovables.

Por otro lado, el texto incide en que el sector inmobiliario reúne aspectos para atraer inversiones chinas como la depreciación del elevado número de viviendas acabadas sin ocupar y de otros activos como el suelo industrial, el urbanizable, de los edificios públicos emblemáticos, las oficinas y los centros comerciales.

Un atractivo adicional es la puesta en marcha del conocido como “visado de oro”, por el que se conceden dos años de residencia al inversor que realice una compra inmobiliaria de al menos medio millón de euros.

Además, destaca las posibilidades del sector agroalimentario para atraer inversión china, en especial de los subsectores del vino y aceite de oliva, y establece que la falta de liquidez de las bodegas y almazaras españolas podría contribuir a la entrada de socios chinos en varias de ellas en los próximos años.

El documento establece que hay 75 empresas chinas (con matriz en China Continental o Hong Kong) registradas en España.

En relación con el perfil de las empresas chinas en España encuestadas, el informe muestra que el 60 % ha entrado a través de nuevos proyectos (negocios emprendidos por autónomos en su mayoría), frente al 30 % que lo ha hecho mediante la apertura de oficinas de representación y el 10 %, por medio de adquisiciones o de alianzas con socios locales.

Asimismo, concluye que el 70 % de las compañías ha financiado su entrada con fondos propios, el 10 % con ayuda del Gobierno chino y 20 % restante con financiación de bancos chinos o españoles, en igual proporción.

Respecto al tamaño de las empresas, establece que solo un 8 % tiene más de 200 empleados su plantilla, mientras que el 21 % posee entre 51 y 100 trabajadores y el 71 %, entre 20 y 50.

En este sentido, el texto dice que la llegada de empresas chinas a España ha sido constante desde que se iniciara en los años 90 y que en los últimos 15 años, el crecimiento se sitúa en torno al 20 % anual.

Entre los principales motivos por los que las compañías chinas invierten en España, el documento, realizado con una muestra de 24 empresas chinas, destaca la búsqueda de nuevos mercados, seguidos de los recursos estratégicos y de la eficiencia.

EFECOM