Economía

España 14 puntos por encima de la media en la tasa de paro de la OCDE

Además estamos entre los países con más baja calidad en el empleo

Después de Grecia, con un 24,5 por ciento, España ocupa el segundo puesto por por la cola en lo que a tasa de paro se refiere entre los países de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE),

Según se extrae de un informe publicado ayer por la organización que preside Ángel Gurría, con un 20,8 por ciento España se encuentra 14 puntos por encima de la media registrada por los 34 países integrantes de la Institución y que en diciembre se situó en el 6,6 por ciento. Así de los 40,4 millones de personas desempleadas a finales de 2015 en la OCDE, el 10 por ciento (4,04 millones) residían en España.

La situación se agrava si tenemos en cuenta que estamos entre los países con más baja calidad del empleo, junto a Estonia, Grecia, Hungría, Italia, Polonia, Portugal, la República Checa y Turquía. España ha obtenido resultados “relativamente malos” en dos de las tres áreas que se tienen en cuenta en el estudio -calidad de los ingresos percibidos, la seguridad del mercado laboral y la calidad del entorno de trabajo-, no pasando el examen en ninguna de ellas.

El ámbito en el que peor nota sacamos corresponde a la seguridad del mercado laboral, que valora la probabilidad de pérdida del empleo y su coste económico para los trabajadores, así como en el ambiente de trabajo, que analiza la tensión laboral. De hecho también ocupamos la penúltima posiciones. Los ingresos de los trabajadores españoles también se han visto notablemente afectados durante la crisis, no obstante el informe destaca que ésto no es exclusivo del mercado de trabajo en España, sino que ha afectado a  dos tercios de los países analizados. En este sentido el secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, señaló que “la calidad del empleo no es sólo importante para el bienestar de los trabajadores, sino también para la productividad de las empresas” .

¿Qué pasa en el resto?

En líneas generales no hay buenas noticias, ya que el paro se incrementó en 162.000 personas, manteniéndose 7,9 millones por encima del total registrado en abril de 2008, justo antes de la crisis.

Entre los países con menor tasa de paro Japón y Corea del Sur con un 3,3 y un 3,4 por ciento respectivamente. En relación a la calidad del empleo  los mayores niveles de calidad del empleo se observan en Australia, Austria, Dinamarca, Finlandia, Alemania, Luxemburgo, Noruega y Suiza, que “logran resultados relativamente buenos en al menos dos de las tres dimensiones de calidad del empleo, sin figurar entre los diez peores en ninguna de las tres dimensiones”.

B.T.