Política Sectores

España capta 2.236 millones y por primera vez cobra por su deuda a 9 meses

España ha captado hoy 2.236 millones de euros en letras a 3 y 9 meses, ambas con intereses negativos, y por primera vez ha logrado cobrar a los inversores por su deuda a nueve meses.

De los 2.236 millones de euros adjudicados hoy, en la parte media del objetivo, que oscilaba entre 2.000 y 3.000 millones de euros, 285 han salido a tres meses con un interés negativo del 0,080 %, con lo que suma ya seis emisiones de deuda a este plazo con intereses negativos.

Los 1.951 millones de euros restantes han salido a nueve meses, y por primera vez con intereses negativos para este plazo, del 0,005 %.

La demanda de las entidades para la puja española ha sido muy elevada y ha alcanzado 8.054,58 millones de euros, por lo que la ratio de cobertura, que es la proporción entre las solicitudes y el importe adjudicado, ha sido en esta ocasión muy alta, de 3,6 veces.

A dos días de que el Banco Central Europeo (BCE) celebre su reunión mensual de política monetaria, de la que no se esperan cambios en los tipos de interés pero sí indicaciones sobre posibles prórrogas del programa de compra de bonos puesto en marcha por el organismo, España ha mostrado de nuevo que goza de la confianza de los inversores.

Y que está ya cómodamente instalada en el grupo de países europeos que se financian gratis, formado por Austria, Bélgica, Dinamarca, Finlandia, Irlanda, Francia, Alemania, Italia y Holanda.

Ni siquiera la proximidad de las elecciones generales, que se celebran exactamente dentro de dos meses, parece preocupar a los inversores.

Los tipos de interés negativos no suponen que los pequeños ahorradores que inviertan en letras del Tesoro no obtengan rendimientos de su inversión, ya que en agosto de 2014 se introdujeron cambios para proteger a los inversores más vulnerables.

De este modo, las solicitudes de letras del Tesoro que se realicen en modalidad de suscripción no competitiva, que es en la que el comprador dice la cantidad que quiere adquirir pero no la rentabilidad mínima que espera, se declaran automáticamente como no presentadas si el tipo medio, que es el que sirve como referencia para estas adjudicaciones, es negativo.

El Tesoro no tiene previsto celebrar nuevas emisiones de deuda hasta el próximo 5 de noviembre.

EFECOM