Nacional Política Sectores

España cerrará 2015 con un superávit energético de más de 500 millones de euros

La demanda crecerá un 0,9 por ciento mientras frente al descenso del 1,6 por ciento en coste

España cerrará por segundo año consecutivo con superávit energético. Si en la liquidación definitiva de 2014, que conoceremos a mediados de noviembre, éste será superior a 300 millones de euros, en la prevista para 2015, la cifra ascenderá hasta sobrepasar los 500 millones de euros.

Lograr la sostenibilidad del sistema eléctrico ha permitido que el Consejo de Ministros de hoy haya aprobado la convocatoria de régimen de incentivos para instalaciones de biomasa y de energía eólica. La convocatoria se realizará mediante “concurrencia competitiva (subasta pública)”, explicaba José Manuel Soria, ministro de Industria, Energía y Turismo, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros de hoy.

Con respecto a las condiciones del proceso, éste se dirige a nuevas instalaciones de biomasa del sistema peninsular de 200 megavatios así como para la nueva implantación o repotenciación de las de tecnología eólica terrestre (peninsulares o no peninsulares) de 500 megavatios.

Con ello se rompe la moratoria adoptada en 2012, algo que ha sido posible “una vez conseguida la sostenibilidad del sistema eléctrico”, ha afirmado el ministro.  De hecho según las previsiones del Gobierno la demanda de energía se incrementará, entre 2015 y 2020, un 0,9 por ciento anual en términos de consumo final. Sin embargo la intensidad energética (el peso que el consumo de energía supone sobre el PIB) se reducirá un 1,6 por ciento, lo que se debe al ahorro derivado de la eficiencia energética y el aumento de la proporción de las energías renovables y el gas natural frente a la disminución del uso del petróleo.