Política Sectores

España es el sexto país de la Unión Europea en la exportación de carne de vacuno

Pasamos de exportar a 44 países en 2014 a 60 en lo que llevamos de año por valor de 140 millones

Los productos cárnicos españoles se encuentran entre los mejores del mundo, y las cifras lo demuestran. España es el sexto país de la Unión Europea que más carne de vacuno envía a otros países y el decimosegundo del mundo. Lo ha recalcado el secretario general de Agricultura y Alimentación, Carlos Cabanas, esta mañana en la clausura de la Jornada técnica de vacuno de carne de Alcarrás, en Lleida.

Las cantidades exportadas también se incrementaron en medida que escalábamos posiciones de la lista, y lo mismo sucede con el número de países receptores que han pasado de los 44 en 2014 a los 60 del presente ejercicio, con una clara tendencia a continuar al alza. Esta diferencia en apenas meses se ha promovido, principalmente, por la apertura de fronteras a nuevos mercados como Líbano, Egipto, Japón o Turquía.

Las cifras se disparan y en los primeros ocho meses del año se han exportado 57.000 toneladas por valor de 140 millones de euros, alcanzando una cobertura del 103 por ciento y que convierte a España en exportador neto de bovino vivo.

Todo tiene una razón de ser y aunque posiblemente no es la causa principal, sí que ha contribuido y aportado su granito de arena. Hablamos de la nueva Política Común Agraria (PAC) que están dirigidas a los profesionales que generan una importante actividad en el territorio.

Pero esta no es la única, sino que se añade nuevas ayudas acopladas para el vacuno de carne. En este ámbito destaca la sustitución de los derechos a la vaca nodriza, que cuenta con un presupuesto de casi 188 millones, y la dotación de 40 millones para cuatro líneas de actuación en el sector del cebo, que es clave en Cataluña. Toda ayuda es bien recibida, por lo que también se ha creado otra más asociada a los ganaderos vacunos de cebo que hayan mantenido derechos especiales en 2014 y no dispongan de superficie admisible.

En tiempo electoral, hacer campaña política está a la orden del día y se aprovecha todo acto al que se acude hablar del futuro político, por eso Cabanas no se privó de alabar las líneas de actuación de la nueva PAC, las cuales atienden especialmente al gran olvidado hasta la fecha sector ganadero.

El TTIP genera confianza, aumenta la transparencia y mejora la cooperación

El Tratado de Asociación Trasatlántica de Comercio e Inversión (TTIP) también tuvo su momento de gloria durante la clausura. Sobre él ha manifestado que no supondrá una renuncia a nuestro modelo de producción, una merma de los estándares  de calidad ni la desaparición de las exigencias que otorgan a la producción de nuestros productos el prestigio que les caracteriza.

Lo que el Gobierno intenta favorecer con dicho Tratado pasa por intensificar la colaboración entre la Unión Europea y el gigante norteamericano, que es Estados Unidos, con el único objetivo de generar confianza mutua, aumentar la transparencia, reducir los obstáculos comerciales y mejorar la cooperación en asuntos relacionados con las barreras técnicas del comercio.

Los gobiernos europeos se juegan mucho, y ahí reside el motivo por el que estas negociaciones se han seguido con el máximo interés por parte del Ministerio de Agricultura.