Política Sectores

España está a la cabeza de crecimiento en Europa

La OCDE espera que el desempleo alcance el 22,3 por ciento en 2015 y el 20,3 por ciento en 2016

El PIB en España avanzará un 2,9 por ciento este año frente al 1,7 por ciento que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) calculaba en noviembre. Así lo ha manifestado esta mañana la economista jefa de la OCDE, Catherine Mann, en la presentación del nuevo informe. De esta forma, también ha mejorado el pronóstico para 2016 en casi un punto, pasando del 1,9 por ciento al 2,8 por ciento.

La OCDE aguarda que la deuda siga creciendo, aunque de forma menos pronunciada a sus previsiones anteriores. La Organización apunta que el nivel de endeudamiento pasará del 97,7 por ciento del PIB registrado en 0214 al 98,9 por ciento en 2015 y al 99,1 por ciento en el próximo año

España crecerá más de lo previsto, algo en lo que consisten la OCDE y el Gobierno español. Aún con todo, Mann ha manifestado que España tiene que seguir haciendo reformas para dar más competencia al mercado. “Estamos sorprendidos con España, afirma Mann, quien ha señalado que las reformas que se han hecho hasta el momento están dando resultados positivos.

Sin embargo, pese a que las previsiones hacia desempleo son mejores, sigue preocupando a la OCDE. La Organización opina que esta mejora económica que se está produciendo permitirá reducir la tasa de paro hasta el 22,3 por ciento en ese año y el 20,3 por ciento en 2016, tasas menores a las de la última previsión.

Las previsiones para la zona euro también mejoran

Los autores del estudio manifiestan que las previsiones para la zona euro también han sido bastante positivas. En general, estiman  que la economía en el conjunto de todos los países crezca un 1,4 por ciento este año y un 2,1 por ciento para 2016. El PIB previsto para Alemania superará la media europea, mientras que el de Francia e Italia se situará por debajo.

En cuanto a las previsiones para Grecia, manifiestan que apenas progresará este año, con un crecimiento del 0,1 por ciento. Sin embargo, si el país llega a un acuerdo con sus socios europeos que le permita mantenerse en el euro, podría anotar un crecimiento del 2,3 por ciento en el ejercicio de 2016.

Yasmina Pena