Nacional

España a examen. El BCE y la CE creen que la tarifa plana de los 100 euros es de "eficacia incierta"

A examen, así es como está España ahora ante el BCE y la Comisión Europea que han elaborado un informe de unas 30 páginas haciendo un repaso sobre las fortalezas y las debilidades de nuestro país.

España cumplirá con el déficit
Eso han dicho los organismos europeos que están pasando revista a la marcha de la economía española. Dicen que España cumplirá sin mayores obstáculos el objetivo de déficit, ese compromiso que tiene con Bruselas del 5.8% aunque avisan de que bajar año a año hasta el 2.8% en 2016 todavía va a costar algunos ajustes más.

La CE y el BCE han reprobado el retraso del Ejecutivo de Mariano Rajoy a la hora de llevar a cabo algunas reformas, sobretodo aquellas proyectadas a la disminución del desempleo, por ejemplo, la ley de liberalización de los servicios profesionales o la puesta en marcha de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal.

No hay riesgo de que la banca no cumpla
También han dicho en estas páginas que el riesgo de que la banca española no devuelva las ayudas de recapitalización que venían desde Europa. Concretamente los 41.300 millones del rescate.

La tarifa de los 100 euros no creen que vaya a crear empleo
La famosa medida para la estimulación de creación de empleo que anunció el Gobierno no ha sido demasiado aplaudida por la CE y el BCE. Cree que su resultado va a ser convertir contratos temporales en fijos, pero no para crear más empleo, concretamente han dicho, que la medida es de una eficacia incierta.

Rebajar las cotizaciones sociales en los salarios más bajos
Una medida que el Gobierno ya ha rechazado. Creen que bajar las cotizaciones, incrementar la presión fiscal sobre la propiedad, así como las tasas al medioambiente serán positivas para el crecimiento del país.

Más vigilancia en el pago a proveedores
Los autores del estudio demandan que haya más vigilancia a la hora de saldar cuentas con los proveedores por parte de las Administraciones Públicas y evitar así el ahogo de las empresas.