Empresas

España gastó menos en I+D

Se reduce un punto y medio en 2014, respecto al año anterior

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha publicado los datos relativos a la inversión en Innovación y Desarrollo (I+D) en nuestro país para el año 2014. Los datos son ligeramente negativos, ya que se produce un retroceso en las cantidades finales, lo cual ha supuesto un descenso en su aportación al Producto Interior Bruto (PIB), descendiendo al  1,23 por ciento –durante el año 2013 supuso el 1,26-.

El sector privado realiza el mayor esfuerzo

Las empresas han llevado la voz cantante a la hora de gastarse el dinero en su sector más innovador, alcanzando el 52,9 por ciento del importe general. La enseñanza Superior y las Administraciones Públicas le siguen en esta lista que cierran las Instituciones Privadas Sin Fines de Lucro (IPSFL).

Dentro de las compañías privadas, el sector servicios ha invertido el 49,2 por ciento del  importe íntegro empresarial  para 2014, mientras que la Industria concentró el 48,0 por ciento.

Las empresas y las administraciones públicas–casi a partes iguales- financiaron la mayor parte del I+D en España, con porcentajes que superan en ambos casos el 40 por ciento. Mientras que la mayoría de la financiación de las empresas provino del propio sector privado; las administraciones públicas y la enseñanza superior recibieron el dinero por parte de las primeras.

Más de doscientas mil personas empleadas

El sector se corresponde con el 1,2 por ciento del total de la población ocupada en el año 2014, lo cual se traduce en 200.232,6 personas. De esta cifra, un 39,9 por ciento fueron mujeres, que encontraron el mercado más favorable en las IPSFL y en la administración pública.

Por otro lado,  se empleó a 122.235,4 personas como investigadores, los cuales han llegado a suponer el 0,7 por ciento de la población ocupada durante el citado periodo de tiempo que analiza el informe.

La Rioja, Murcia y Galicia las más innovadoras

Estas regiones son las que más han aumentado su gasto en I+D durante el periodo que trata el informe y les acompañan la Comunidad Valenciana y Aragón, como las únicas que han mantenido un balance positivo y de crecimiento en el gasto.

El resto de comunidades autónomas presentan balances interanuales negativos. Las peores situadas en este sentido son: Extremadura, con  un 10,5 por ciento menos de inversión; Cantabria, que redujo el gasto en siete puntos y medio y el Principado de Asturias, que cuenta con algo más de un seis por ciento y medio de caída.

Adrián C. D´Aniello