Noticias

España insta a la UE a eliminar barreras para la fusión de bancos minoristas

España, donde funciona el banco más grande de la zona euro, está tratando de convencer a la Unión Europea de eliminar los obstáculos que impiden las fusiones transfronterizas de instituciones de préstamo minoristas.

La Comisión Europea debería impedir que los reguladores nacionales usen facultades discrecionales para dificultar las fusiones que fortalecen los lazos financieros entre estados miembros del euro, declaró Álvaro Nadal, director de la oficina económica del primer ministro Mariano Rajoy, en una entrevista que tuvo lugar esta semana.

“Uno de los problemas de la unión monetaria es la falta de participación en el riesgo en todo el sistema”, señaló Nadal. “Imaginen lo que pasaría si la mitad de las hipotecas españolas hubiesen sido otorgadas por bancos alemanes. La crisis habría sido muy distinta”.

La banca minorista europea debería seguir el mismo camino que la industria de las telecomunicaciones, donde se ha dado una ola de fusiones desde que las medidas de la UE facilitaron las transacciones, agregó Nadal. Eso haría que el sistema financiero del bloque monetario fuera más resistente a crisis como la inmobiliaria, que obligó a España a pedir un rescate para el sistema bancario en 2012.

Nadal dijo que desea ver que se incluyan medidas destinadas a promover las fusiones bancarias transfronterizas en los planes para fortalecer el sistema financiero europeo elaborados por los llamados cuatro presidentes –los titulares de la UE, la comisión, el Banco Central Europeo y el grupo de los ministros de economía-.

España aún no ha vendido su participación mayoritaria en Bankia SA, institución de préstamo con más de 230.000 millones de euros (US$253.000 millones) de activos, que fue rescatada con fondos europeos en 2012. Bankia ha saneado sus libros con la venta al banco malo español de activos inmobiliarios con problemas de recupero y recibió más de 22.000 millones de euros de ayuda del Estado.

Facultades discrecionales nacionales

Si bien las normas bancarias europeas ya se han armonizado en términos generales, los reguladores nacionales aún tienen facultades discrecionales respecto de la forma de aplicar esas normas, dijo Ricardo Wehrhahn, socio gerente en Madrid de Intral Strategy Execution, consultora de banca y negocios.

“Dentro del margen de la ley, un ente regulador puede hacernos la vida más difícil”, explicó Wehrhahn, que analizó los posibles objetivos de los bancos alemanes en España. “Los mercados bancarios francés, alemán e italiano son particularmente difíciles de penetrar”.

Banco Santander SA, el banco más grande de la región euro por valor de mercado, ha presentado una de siete ofertas vinculantes por el banco portugués Novo Banco SA.

El Banco Central Europeo se hizo cargo de la supervisión de las 120 mayores instituciones de préstamo de la zona euro en noviembre, la ampliación más importante de sus atribuciones desde la creación del euro. Además, el Fondo Único de Resolución planea contratar a 120 personas este año en tanto se prepara para encabezar los procesos de liquidación y reestructuración de las instituciones de préstamo quebradas de la región.

“Se han hecho muchos esfuerzos para reestructurar el sistema bancario y también vemos mejoras en los mercados de deuda de Europa”, señaló Nadal. “Ahora deberíamos pensar en la necesidad de más integración en la banca minorista”.

BLOOMBERG