Nacional

España, la niña bonita de Europa, según Deutsche Bank

Deutsche Bank ha vuelto a mejorar sus previsiones de crecimiento de la economía española y considera que el país se ha convertido en el “niño modelo” del enfoque de la eurozona contra la crisis junto con Irlanda, aunque advierte de que a España le queda aún un “largo viaje” por delante y le llevará años reducir su elevada deuda pública y privada.

En concreto, Deutsche Bank ha elevado desde el 1% al 1,2% su previsión de crecimiento para 2014 y desde el 1,8% al 1,9% la de 2015. Asimismo, es de las primeras entidades en ofrecer previsiones para 2016, año en el que espera que la economía española crezca un 1,8%.

“Gracias a su comportamiento económico en los últimos cuatro trimestres, España tiende ahora a ser descrita como el niño modelo del enfoque de la eurozona para la crisis junto con Irlanda, mientras Francia y sobre todo Italia, tienen problemas”, destaca en un artículo titulado ‘Buena velocidad, un largo viaje’.

En este sentido, el servicio de análisis de la entidad germana añade que el Gobierno español está en una posición “más sólida” que el francés y que ha mostrado más determinación a la hora de implementar las reformas que el italiano.

Sin embargo, los analistas de la entidad también apuntan que España tienen en común con Irlanda su elevada carga de deuda, que le obligará a mantener un crecimiento económico saludable y un balance por cuenta corriente positivo durante más tiempo que la actual década para reducir su posición neta negativa como inversor internacional a los niveles de Francia e Italia.

El consumo privado ha sido el motor de la recuperación en los últimos meses y creen que la mejora en los recursos internos de las empresas pueden apoyar la inversión junto con los cambios en el crédito. Por su parte, el desempleo, aunque aún elevado, ha comenzado a descender y los precios de la vivienda se han estabilizado.

Respecto a la consolidación fiscal, señala que el ritmo se ha frenado e incluso el Gobierno ha anunciado una rebaja de impuestos para 2015 y 2016 que no se ven totalmente cubiertas por recortes del gasto u otros ingresos. Según sus cálculos, la reducción en los ingresos equivaldrán a alrededor el 0,6% del PIB.

La entidad considera que estas medidas deberían apoyar la recuperación económica, pero añade que también coinciden con año de elecciones generales. “El Gobierno podría tener que compensar parcialmente algunos de los ingresos perdidos en 2016 para acercarse al objetivo del déficit del 3%“, apunta.

Cataluña y el 9N

Respecto a Cataluña, señala que aunque una victoria del ‘sí’ en el referéndum de Escocia hubiera impulsado el movimiento independentista en Cataluña, el mero hecho de que Reino Unido lo haya autorizado ha dado más relevancia a la situación catalana. Además, subraya que Cataluña (18,8%) tiene un mayor peso para la economía del país que Escocia (8%).

En este contexto, señala que, pese a que es probable que el Tribunal Constitucional prohíba la consulta catalana, ven una “posibilidad significativa” de que algún tipo de referéndum no vinculante se celebre. “En cualquier caso, una solución permanente para Cataluña no parece próxima”, añade.