Nacional

España podría aportar medios y equipamiento militar a la coalición contra el terrorismo yihadista

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, detalló este martes las “hipotéticas medidas” que podrá aportar España en la coalición internacional contra el terrorismo yihadista. García-Margallo, durante su comparecencia en la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso de los Diputados, remarcó que todavía no hay petición expresa a ningún país sobre la participación en la coalición pero avanzó las posibles opciones ante una hipotética aportación española.

Según enumeró, la participación española estaría entre la autorización para el uso de las bases militares de Estados Unidos en España, ayuda en transporte estratégico, aportación de equipamiento de material militar no letal (como en Ucrania) o letal al ejército iraquí y a las fuerzas kurdas, capacidades aéreas para inteligencia o abastecimiento (como se hizo en Libia), asesoramiento y formación militar (como en Somalia, Mali y Níger), como parte del grupo que estudiará fórmulas para cortar el flujo de financiación, o en la ayuda humanitaria, como ya se hace.

Los principios, agregó, que deben inspirar estas acciones es deben tener en cuenta que cualquier intervención internacional debe de estar completamente de acuerdo con los “principios y objetivos de la Carta Naciones Unidas y ser plenamente respetoso con el derecho internacional”.

Reiteró que “el terrorismo yihadista es una de las amenazas más graves, más compleja y más inédita” a las que se enfrenta hoy el mundo porque dijo que son capaces de controlar grandes extensiones de territorio incluso de varios Estados y ello, agregó, supone el “riesgo de desintegración de los países afectados”.

España, dijo, va a ayudar “con todos los medios” a Iraq en la lucha contra el terrorismo porque esta supone también una “amenaza singular” para España, ya que es frontera con África.

El ministro reiteró que “en absoluto hemos permanecido ajenos” a la lucha contra el terrorismo islámico y apuntó que “España no ha visto nunca los toros desde la barrera”. Por ello, “hemos estado y estaremos donde se requiera que nuestra presencia es util”.

Desde la bancada socialista, la ex ministra y portavoz de Exteriores, Trinidad Jiménez, pidió que España sea más “proactiva” y no se quede en la “retaguardia” a la espera de que se le pida por parte de la coalición qué debe aportar.