Política Sectores

España, protagonista del 65% de las relaciones económicas de Andorra

Andorra y España comparten cultura, idioma y ahora también relaciones financieras. Tras los muchos años en los que el país vecino se caracterizó por una completa opacidad y privacidad económica, comienza a brillar la luz y mejoran sus relaciones bilaterales.

España representa más de la mitad de las relaciones económicas con el país pirenaico, exactamente el 65 por ciento. Economía y empleo van de la mano, de forma que el 42 por ciento de los asalariaos andorranos tienen nacionalidad española. Y es que este pequeño Estado se apoya, muy especialmente, en sus países vecinos – España y Francia – para temas como la gestión de residuos o la educación.

Todo ello se ha contado esta mañana en las II Jornadas sobre Inversión y Negocios en Andorra, un evento del que se ha hecho eco el programa de esta casa Primera hora, presentado por Gonzalo Estefanía. Por los micrófonos de Gestiona Radio, que emitió el programa desde el Salón Real del Casino de Madrid, pasaron desde el ministro de Finanzas andorrano, Jordi Cinca, hasta el encargado de Turismo y Comercio, Francesc Camp, pasando por el Secretario de Estado para Diversificación Económica y el director de la Confederación Empresarial Andorrana.

La mitad de las inversiones proceden de España

Es evidente el poder de las relaciones entre nuestro país y Andorra. Esto se refleja en que la mayoría de la inversión es española, prácticamente la mitad, seguido por un 25 por ciento de Francia y otro 25 restante que se reparte entre el resto de países europeos. En esto último destaca el interés que regiones del norte y centro de Europa están mostrando por Andorra.

El secretario de Estado para la Diversificación Económica, Josep María Missé anima a los empresarios europeos a invertir en su país porque, según él, “ahora es el momento real” para hacerlo. La razón, su legislación, que se ha modificado en la última legislatura para atraer a otros Estados.

En este sentido, la apertura económica ha allanado el terreno a la entrada de empresas extranjeras y la expansión de las suyas propias. Hasta hace apenas dos años, Andorra tenía una ley que no permitía que una sociedad tuviese la mayoría de capital extranjero, ahora cualquier sector económico puede invertir en capital extranjero y viceversa. Por otro lado, cabe destacar el convenio de doble imposición. Antes de su firma, si una empresa andorrana compraba servicios de otra extranjera el Gobierno le hacía una retención del 10 por ciento, con este acuerdo esa retención desapareció, favoreciendo la correcta relación entre ambas empresas.

Y es que España, como opina el ministro de Finanzas, Jordi Cinca, “es un socio clave” debido a que la inmensa mayoría de sus intercambios de mercancías lo hacen con nuestro país. Además, la mayoría de las inversiones de los empresarios fuera de Andorra tienen como destino España, por lo que el nivel de relación “es muy importante”. Esto es lo que les ha llevado a elaborar su nueva legislación.

Buscar socios locales

Algunos ya se han asentado, pero todavía queda espacio para más empresarios españoles. Para aquellos a los que la idea les ronda por la cabeza la Confederación Empresarial Andorrana les aconseja buscar socios locales. Según la Confederación, “es la manera más fácil de tener un acceso al mercado interno de manera rápida y para el socio local las ventajas son muy importantes” porque les facilita su expansión en el exterior.

Según la Confederación, la apertura económica que ha experimentado el país definirá el futuro de los próximos 25-30 años, y que en 2016 se abrirán muchas empresas.

Turismo y deporte, juntos de la mano

Otra de las principales características de Andorra son sus incontables pistas de esquí, con miles de quilómetros para practicar este deporte.

El Gobierno andorrano ha aprendido bien la lección, de forma que ya ha acogido diferentes copas del mundo de esquí, dando lugar a una importante cultura deportiva.

Y es que esto último es uno de los objetivos a corto plazo, captar a operadores médicos especializados para posicionar a Andorra como un turismo de salud y con una “imagen relacionada con la salud del deportista”, explicó Josep María Missé.

Los eventos deportivos son también una importante inversión en publicidad, buscando la buena imagen de Andorra en todo el mundo. YA lo habían experimentado anteriormente, pero lo volvieron a hacer durante la vuelta ciclista a España 2015, que por primera vez en su historia cruzó la frontera con este país.

Yasmina Pena