Sectores

España recibe un aluvión de turistas en 2015 y cierra su mejor año

Las acertadas políticas en el sector han sido claves para el crecimiento

España cierra su mejor año turístico con una previsión de alcanzar el récord de 68 millones de turistas extranjeros, tres millones más que en 2014, un 4,4 por ciento, y la recuperación definitiva de la demanda nacional.

El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, está convencido de que España consolidará este año su posición en el podio mundial, donde ocupa el tercer lugar en número de visitantes y el segundo en ingresos por turismo, además de ser el primer destino en competitividad turística.

La llegada de turistas internacionales a España se ha visto favorecida por el desplome de mercados competidores como Túnez y Egipto, golpeados por atentados terroristas, aunque, en opinión de muchos en el sector, el factor determinante han sido las adecuadas políticas turísticas.

La seguridad de España

Soria reconoce que se han producido desvíos desde algunos mercados y muchos touroperadores están buscando camas en destinos de invierno en España, fundamentalmente en Canarias, pero advierte de que “no sería bueno basar la competitividad de nuestro turismo en el mal ajeno”.

A su juicio, una de las cuestiones que más se valoran en España desde el punto de vista turístico es la seguridad, aunque “nadie está desafortunadamente al margen de la amenaza del terrorismo yihadista”, lamenta.

Un triunfo que no se debe a factores externos

El secretario general de la Organización Mundial del Turismo (OMT), Taleb Rifai, desvincula el éxito del turismo español de la situación de otros mercados, asegurando que no se debe a factores externos, sino al buen hacer de España, que está diversificando su oferta incorporando a la tradicional de sol y playa el turismo de interior, la gastronomía o las compras.

De hecho, la oferta de sol y playa ha pasado de representar más del 90 por ciento del turismo español en 2000 al 72 por ciento en la actualidad, según el presidente de la patronal hotelera Cehat, Juan Molas.

España también ha avanzado en la captación de nuevos mercados emisores con mayor capacidad de gasto como China, que repuntan con fuerza, frente a una caída continuada de los rusos que, a juicio de los hoteleros, hay que recuperar “sin ninguna duda” el próximo año, aprovechando la ‘huida’ de estos turistas de Turquía, por la crisis política entre Moscú y Ankara.

Molas está seguro de que la tensión surgida entre ambos países por el derribo de un caza ruso por Turquía supone una “magnífica oportunidad” para atraer de nuevo a este mercado, dándole las máximas facilidades en lo referente a visados.

El aluvión de turistas ha permitido a las empresas del sector incrementar las ventas y los resultados y mantener la senda de creación de empleo, generando un 15 por ciento más de puestos de trabajo entre 2006 y 2015 -de 1,9 millones a 2,2 millones-, frente a una caída del 8 por ciento en el conjunto de España, según Cehat.

La Alianza para la Excelencia Turística, Exceltur, apunta a un incremento del PIB turístico para cierre de 2015 del 3,6 por ciento, lo que supondrá el sexto año que el turismo logra una tasa de crecimiento por encima de la de la economía española.

Buen año en las alturas

Dado que el 80 por ciento de los visitantes entra en España por vía aérea, los aeropuertos de la red de Aena, que se ha estrenado este año en bolsa, convirtiéndose en el mayor gestor aeroportuario por capitalización bursátil del mundo, se han visto beneficiados y finalizarán el ejercicio con más de 200 millones de pasajeros.

También ha sido un buen ejercicio para las compañías aéreas, que además se han seguido beneficiando de la bajada del precio del petróleo.

Iberia ha dejado atrás los ajustes a los que se vio obligada para volver a ser rentable y ha completado este año la recuperación de sus rutas latinoamericanas con el regreso a La Habana y Puerto Rico.

La situación le permite ya plantearse nuevas aperturas en países como China, Japón, Canadá o Brasil, mientras que Air Europa estrena este mes vuelos a Paraguay.

Los hoteles no se han quedado al margen de la buena marcha del sector y han logrado mejorar precios y rentabilidades, lo que ha permitido, por ejemplo, al NH Hotel Group esperar su primer beneficio en siete años.

Las empresas hoteleras consideran ya superada la crisis financiera y se sienten saneadas y bien capitalizadas para afrontar la nueva etapa de un cambio absoluto de modelo de negocio, donde la marca será clave y que requerirá importantes inversiones, por lo que las futuras rentabilidades no crecerán en la misma proporción que los ingresos, concluye Molas.

EFECOM