Noticias Política Sectores

España y la Comisión Europea no descartan una intervención militar en Libia con la aprobación de la ONU

La Comisión Europea y el Gobierno español no descartan una intervención militar europea en Libia para combatir al grupo terrorista Estado Islámico si esa operación se hace con el amparo de la ONU y en coordinación con un proceso que en todo caso deben liderar los propios libios. Así lo creen la Alta Representante de Política Exterior de la UE y vicepresidenta de la Comisión Europea, Federica Mogherini, y el ministro español de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, que se han entrevistado este lunes en Madrid y han comparecido en una rueda de prensa conjunta. A ambos se les ha preguntado por la posibilidad de arbitrar una operación militar de la UE en Libia para frenar la expansión del Estado Islámico en el país magrebí, donde el grupo terrorista acaba de grabar la decapitación de 21 cristianos coptos egipcios, un crimen que los dos dirigentes han condenado al inicio de su intervención, junto con los recientes atentados en Dinamarca.

Tanto Mogherini como García-Margallo han precisado que una eventual presencia militar europea en Libia “no es un tema” para debatir “hoy”, pero no han descartado que pudiera ponerse en marcha en un futuro. Eso sí, para ello sería necesario que se dieran una serie de condiciones.    La primera de ellas, ha dicho Mogherini, que se decidiera “en el marco de Naciones Unidas”. Precisamente la política italiana tiene previsto desplazarse próximamente a Washington para debatir con el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, y con el ministro egipcio de Exteriores, Sameh Shukri, “qué tipo de iniciativa dentro de la ONU es más necesaria y eficaz” frente a la amenaza de Daesh. Mogherini ha vinculado por tanto una intervención militar europea en Libia a que, uno, la ONU considerase “oportuno” que Europa prestara “algún tipo de apoyo” a Libia, y dos, que ese apoyo militar viniera en respuesta a un “proceso que tiene que ser libio”.

Coordinación con los países vecinos

Una intervención así, ha añadido, tendría además que debatirse con los vecinos de Libia, entre los que se ha referido a Egipto, Túnez y Argelia. En cuando a una posible participación de España en esa intervención, García-Margallo ha señalado que, cuando llegue el momento, España tomará una decisión en “estrecha coordinación” con sus socios europeos. El ministro García-Margallo ha calificado la situación de Libia de “extraordinariamente grave”, y ha alertado de que el enfrentamiento entre los dos Gobiernos que se disputan el poder en el país ha permitido a Daesh aprovechar la situación para ir ganando influencia. Para el jefe de la diplomacia española, es necesario que la solución que se busque para Libia la apoyen “entre todos los libios” y esté “apadrinada” por los actores con influencia en la región. Como hizo antes Mogherini, el ministro ha expresado su apoyo a los esfuerzos que está desplegando el enviado personal del secretario general de la ONU para Libia, el español Bernardino León, que intenta propiciar un diálogo entre los distintos sectores libios enfrentados.

Además de la crisis libia, García-Margallo y Mogherini han intercambiado impresiones sobre el conflicto en el este de Ucrania, la situación en Irak y Siria, la protección de las minorías religiosas, el conflicto palestino israelí, y la cooperación europea con la región de América Latina y el Caribe. Mogherini ha puesto en valor la voluntad española de buscar el consenso entre los países europeos que se sientan en el Consejo de Seguridad de la ONU durante los dos próximos años de permanencia de España en el máximo órgano decisorio de Naciones Unidas en materia de paz y seguridad.

Europa Press