Opinión

Esperanza Aguirre ¡Despedida!

La presidenta del PP de Madrid ha sido sin duda la protagonista de la tarde de ayer y el día de hoy con su incidente con los agentes de movilidad de la capital. Paró en el carril bus de Gran Vía a sacar dinero de un cajero y la multaron los agentes, según éstos la ex presidenta de la comunidad de Madrid arrolló la moto de uno de ellos y se fue a su casa, haciendo caso omiso del llamamiento al alto de la autoridad.

Hoy Aguirre ha dicho que va a estudiar si presentar una denuncia contra los agentes que la retuvieron, les acusa de mentir con prepotencia y machismo.

Un incidente desafortunado que no tenía que haber ocurrido desde el principio, la ex presidenta no debería haber estacionado su coche en el carril bus de Gran Vía, lo primero porque está prohibido y lo segundo, porque debería dar ejemplo a los ciudadanos por el cargo que ostenta y que ha tenido. Aunque las dos versiones sean ciertas, la ex presidenta popular tendría que haber recogido su multa, irse y recurrirla si no estaba de acuerdo.