Política Sectores

Esperanza Aguirre promete bajar el Impuesto de Bienes e Inmuebles y el impuesto de plusvalías en Madrid

La lideresa considera “ostentosa y rimbombante” la actual sede del Ayuntamiento, y anuncia que consultará a los madrileños qué hacer con ella

La candidata del PP a la Alcaldía de Madrid, Esperanza Aguirre, ha dicho esta mañana a RNE que una de sus cinco “prioridades” es bajar los impuestos en Madrid para que la comunidad sea “más prospera”. En concreto se ha referido al IBI y al que grava la revalorización de los terrenos e inmuebles urbanos, el de plusvalías. Aguirre ha defendido que una bajada impuestos en Madrid traerá prosperidad porque permitirá aumentar la recaudación y destinar más dinero a servicios sociales

Durante la crisis económica el Impuesto de Bienes e Inmuebles (IBI) casi se ha duplicado en Madrid, y sólo en 2014 ha ascendido un 6,4%. El Ayuntamiento de Madrid, que actualmente dirige Ana Botella, decidió congelarlo para este 2015 para, según dijo, devolver “un poquito del esfuerzo realizado por los madrileños”. Ahora en plena precampaña Esperanza Aguirre ha prometido que bajará los impuestos, y en especial el IBI y el de plusvalías.

La candidata ha anunciado que si es elegida trasladará la sede del Ayuntamiento a la Casa de Cisneros, emplazamiento tradicional de la institución, ubicada en la plaza de la Villa. El motivo, ha asegurado, es el “coste de mantenimiento enorme” del Palacio de Cibeles, y porque Madrid “no necesita una administración ostentosa y rimbombante, sino pequeña y cerca a los madrileños”. Su deseo es que el futuro de la actual sede lo decidan los ciudadanos madrileños.

En la entrevista Aguirre ha manifestado su propósito de “hacer del Ayuntamiento de Madrid una institución que se dedique a facilitarle la vida a los madrileños, ayudarles en todo lo que pueda, por ejemplo acabar con el afán recaudatorio de las multas, y en cambio ayudar a la gente, a los comerciantes, a los que tienen negocios de hostelería”.

La candidata asegura que los datos de recuperación económica que expuso en la Junta Directiva del PP el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, son “ciertos y positivos” y considera que las actuales “desafecciones políticas” son por la crisis económica, la corrupción, la sensación de impunidad y el sistema electoral. Ha hecho mención explícita al derecho al aborto, asegurando que “si  el aborto no fuera un derecho los médicos y enfermeros no podrían utilizar la objeción de conciencia”, por lo que es importante, en su opinión, que deje de ser un derecho. Respecto a otros candidatos considera que comparte con Albert Rivera “casi todas las cuestiones esenciales, por no decir todas”, y que está dispuesta a enfrentarse cara a cara a todos los candidatos.

Cristian Tziouras