Política Sectores

Europa anuncia 2.000 millones de euros para Grecia y Tsipras no ve problemas de liquidez

La Comisión Europea ha anunciado este viernes que movilizará una partida de 2.000 millones de euros para sofocar la “crisis humanitaria, según ha explicado el presidente Jean-Claude Juncker. Sin embargo, Alexis Tsipras, primer ministro heleno, ha agradecido la ayuda europea, pero ha asegurado que Atenas no tiene ningún problema de liquidez y que “no aplicará más medidas de austeridad” como Europa le exige.

El presidente del Ejecutivo comunitario ha afirmado que los 2.000 millones esta vez “no estarán destinados a los bancos griegos, sino que están destinados a apoyar financieramente y solidariamente los esfuerzos de crecimiento y restablecimiento de la cohesión social en Grecia”.

En concreto, Juncker ha anunciado que pretende que este dinero se destine a hacer frente al paro juvenil, a ayudar a las pequeñas y medianas empresas y se utilice “de la mejor forma posible”.

Desde Atenas, el primer ministro del país, Alexis Tsipras, ha afirmado que las arcas del Estado no sufren problemas de liquidez y que pueden afrontar los pagos pendientes principalmente con el Fondo Monetario Internacional en las próximas semanas. El ministerio de Finanzas ha confirmado hoy que ha pagado al organismo presidido por Christine Lagarde  350 millones de euros correspondientes al último tramo del préstamo que tiene con el FMI. En total, el ejecutivo heleno ha devuelto 1.589 millones de euros en el mes de marzo.

Europa enfadada

El pasado  jueves, la Comisión celebró una mini cumbre de urgencia en Bruselas para estudiar la postura helena ante las reformas propuestas por Bruselas como paso previo para ampliar el rescate financiero al país 4 meses más. Según han publicado varios medios europeos, Bruselas “ha perdido la paciencia” con el ejecutivo de Tsipras y por primera vez hablan abiertamente de una posible salida de Grecia de la unión monetaria.

Sin embargo, Tsipras ha valorado el encuentro como un éxito y se ha felicitado de los acuerdos alcanzados. Según, el jefe del ejecutivo heleno “no hay medidas de austeridad” ni “un compromiso de superávit del 3,5% del PIB” que se exijan a Grecia.

“En la reunión con la canciller Merkel, el presidente Hollande y los representantes de las instituciones, les pregunté si esperan que complete esta quinta evaluación (del programa de rescate) y aplique medidas que el señor Samaras (el ex primer ministro conservador) no fue capaz de aplicar. Y la respuesta fue no”, ha asegurado.

Foto: GTRES