Sectores

Europa aumentará un 245 % su capacidad productiva de energía eólica para el año 2030

 

Las energías renovables en general y la eólica en particular seguirán creciendo en el futuro en la Unión Europea

La asociación de energía eólica europea (EWEA) ha presentado este martes un estudio que muestra las previsiones de crecimiento para el futuro de esta energía renovable para los próximos quince años.

Las expectativas venideras son muy positivas para esta organización con sede en Bruselas; ya que vaticina que en el año 2030, Europa alcanzaría, en potencia instalada, los 392 gigavatios, lo que se correspondería con un 28 por ciento del total del mercado eléctrico, convirtiéndose en la opción líder y superando a otras opciones como el gas y el petroleo .

Crece desde principios de siglo

Lo cierto es que este tipo de energía renovable ha registrado un crecimiento fuerte desde el año 2000. Según el informe, a comienzos del Siglo XXI, el viejo continente contaba con una capacidad instalada de producción de casi trece gigavatios, la cual se correspondía a tan solo un 2,4 por ciento de la producción eléctrica total.

Sin embargo, doce años después,- en 2014- la capacidad se habría incrementado hasta los 128.8 gigavatios de capacidad productiva instalada, capaz de dar servicio a algo más del diez por ciento de la demanda de la Unión Europea.

El mejor escenario que plantea este estudio nos situaría en un continente capaz de obtener 941 teravatios por hora a través del viento. Una cifra que supondría un ascenso del 245 por ciento respecto a la fecha actual, convirtiéndose en líder de producción eléctrica. Junto al resto de energías renovables alcanzarían para esa fecha casi la mitad del total del mercado.

Beneficios colaterales

Las empresas europeas han aprovechado el crecimiento de este tipo de producción energética sostenible y según recoge el citado documento, la Unión Europea obtuvo ingresos de aproximadamente dos billones y medio de euros en concepto de exportaciones de componentes relacionados con la energía eólica.  De hecho; Siemens,  Vestas y ENERCON –todas ellas europeas- lograron en 2014 situarse entre las cinco compañías más grandes en este sector.

Por otro lado, el informe cifra en once billones y medio de Euros el ahorro que la Unión Europea obtendrá en importación de energía fósil durante los próximos quince años. Una reducción de casi diecinueve puntos.

En cuanto a la reducción de emisiones de gases CO2, el desarrollo continuando en esta tecnología ofrecería grandes beneficios para el medio ambiente. A fecha de hoy, se han reducido en un 63,7 por ciento la emisión de gases de efecto invernadero (GHG) desde el años 1990.

Adrián C. D´Aniello