Destacado Economía Noticias

Europa mejor que EEUU por Trump

El selectivo español cerró la semana con ligeros ascensos, que se dispararon tras el vencimiento de opciones y futuros del viernes a mediodía. Aunque no hay un foco claro de tensión, todavía existe una gran incertidumbre en la evolución de los mercados en los próximos meses. La destitución de varios miembro del gobierno de Trump, los rumores de nuevos aranceles, la caída del IPC en Europa y la próxima subida de tipos en EEUU están frenando el apetito comprador. El Ibex continúa cotizando dentro del rango entre los 9.650 y los 10.000 puntos contagiado totalmente por la evolución del Dax y los principales índices americanos. A pesar que la situación política en Cataluña y en Italia continúa bloqueada, no está penalizando al mercado. Pero el selectivo español presenta un comportamiento dudoso durante la primera quincena del mes, siendo incapaz de romper el rango lateral en el que se adentró a finales de febrero.

ACS y Atlantia pusieron fin a su particular guerra por Abertis con la compra de la concesionaria española, a través de la creación de una empresa participada por ambas. ACS ha liderado las subidas del selectivo español y ya vuelve a cotizar en los mismos niveles en los que empezó el año. Esta operación también podría desembocar en otra, ya que ahora Atlantia tiene un plazo de 10 días para decidir si asume el 34% que tenía Abertis en Cellnex. Inditex subió por encima del 4% semanal tras publicar los resultados del último trimestre. Las recientes caídas en la compañía textil trataron de descontar un empeoramiento, que no se ha hecho efectivo durante el último ejercicio.

Los índices europeos tuvieron un mejor comportamiento que los americanos, ya que Wall Street estuvo penalizado por las nuevas destituciones de la administración Trump y la posibilidad de que la próxima semana anuncie nuevos aranceles en las importaciones de productos tecnológicos provenientes de China. Este tipo de decisiones, aunque puedan generar riqueza a corto plazo podrían suponer el inicio de una guerra comercial perjudicial para la actual economía globalizada.

La semana que viene tendrá lugar la primera reunión de la Reserva Federal con Jerome Powell al mando, y el mercado ya ha descontado la primera subida en los tipos de interés del año. La duda es si finalmente se producirán tres o cuatro subidas durante este año. La evolución de la inflación y el desempleo condicionará esta decisión. Desde que el mercado americano corrigiera más de un 10% , a principios de febrero, la sensación presente en el mercado es de incertidumbre.

En Europa se volvió a publicar un dato de inflación por debajo de lo esperado, alejándose todavía más del objetivo del 2%. Los últimos datos están alejando las posibilidades de un endurecimiento anticipado y los inversores están empezando a considerar la posibilidad de que los estímulos no cesen durante lo que resta de año.

La próxima semana estará marcada por la reunión de la Reserva Federal, donde el mercado espera que el nuevo presidente de la Reserva Federal pueda dar pistas sobre la estrategia que pretende seguir durante este año. Esperamos que el Ibex continúe dentro del rango entre los 9.650 y los 10.000 puntos , si la coyuntura económica acompaña, y no nos encontramos ningún evento negativo inesperado pueda superar los 10.000 enteros.