Economía

Europa sigue la estela de Wall Street y sube gracias a Yellen

Las bolsas europeas han registrado fuertes subidas en el día de hoy impulsadas por las ganancias de Wall Street y han hecho caso omiso a la revalorización del euro y a unos datos de confianza peores de lo esperado.

El Ibex se ha anotado un 0,70% hasta los 8.870 puntos y ha quedado más rezagado que los principales índices europeos, cuyas subidas han sido incluso superiores.

Las declaraciones realizadas ayer por la presidenta de la Reserva Federal enfriaron las perspectivas sobre mayores subidas de tipos. Las reacciones en el mercado no tardaron en producirse y se han seguido extendiendo hoy.

Una lenta subida de tipos es favorable para la bolsa americana, ya que el dólar pierde fuerza y beneficia a las multinacionales estadounidenses e impulsa el precio de las materias primas. También tiende a reducir la rentabilidad de la renta fija, por lo que los inversores son más proclives a tomar posiciones en activos de mayor riesgo como la bolsa.

De esta manera, parece lógico que el eurodólar haya subido hasta 1,133, que el Brent esté cerca de recuperar los 40 dólares por barril y que Wall Street haya acelerado las ganancias.

Los datos macro de hoy han dejado un sabor agridulce en Europa. Ha gustado que el IPC haya saltado desde el 0% hasta el 0,3% en Alemania pero han defraudado las cifras de confianza publicadas por la Comisión Europea. Los datos contradicen en cierta manera las lecturas positivas que hemos venido viendo en las últimas semanas a través de referencias como el ZEW y el IFO alemán y los PMI manufactureros.

En el caso de la confianza económica, el indicador se ha situado en los 103 puntos frente a los 103,8 puntos que esperaban los analistas. Se trata de su nivel más bajo desde febrero de 2015. Para el resto de variantes de las encuestas de confianza ha habido lecturas mejores y peores de lo esperado. Han defraudado la confianza industrial (-4,2 vs -4,3 est) y la confianza del sector servicios (9,6 vs 10,8 est); ha quedado en línea con lo previsto la confianza del consumidor; y ha batido expectativas el clima empresarial (0,11 vs 0,08 puntos est).

Dentro del mercado nacional cabe destacar las subidas en empresas ligadas a las materias primas. Acerinox y Arcelormittal se han disparado más de un 3% gracias al repunte del acero y los rumores sobre una posible consolidación de la industria siderúrgica europea. También han registro importantes subidas DIA (+4,39%), ACS (+3,91%) y Telefónica (+2,18%), que recupera los 10 euros por acción al prolongar la buena acogida que ha tenido en el mercado el cambio en su cúpula directiva.

En el lado de los números rojos se han situado las eléctricas (Endesa -1,03%, Iberdrola -0,72%, REE -0,40%…), con los bancos comportándose de manera más bien discreta: Sabadell -0,49%, Bankia -0,12%, Santander +0,23%…

Los movimientos más significativos en el mercado continuo han sido los de Abengoa B (-9,6%) y Sniace (+30%), que sigue con mucha volatilidad en su vuelta al mercado.

Las bolsas neoyorquinas cotizan en verde por el efecto Yellen y por un dato de empleo positivo. La encuesta de empleo ADP apunta a la creación de 200.000 nóminas en marzo, 5.000 más de lo esperado. En cualquier caso, esta mejora del mercado laboral deberá ser confirmada por la principal cita macro de la semana: la publicación de informe oficial de empleo americano que conoceremos el viernes.

Felipe López-Gálvez, Selfbank