Política Sectores

Europa tumba la propuesta de alargar a 18 semanas la baja por maternidad

La propuesta fue rechazada por 11 países y llevaba años bloqueada y a la espera de un acuerdo

La Comisión Europea ha retirado su propuesta de alargar a 18 semanas la baja por maternidad remunerada en lugar de las 14 actuales. La medida no fue adelante por la falta de acuerdo entre los Estados miembro, razón por la que lleva también años bloqueada.

El ejecutivo comunitario había acordado dar seis meses más de plazo a la propuesta después de que Eurocámara instó a los gobierno a reanudar las negociaciones con el fin de llegar a un acuerdo, pero ha sido hoy cuando finalmente tumbó la propuesta después que de Letonia comunicase que “no había perspectiva de acuerdo”.

La propuesta fue rechazada abiertamente por 11 países, entre los que se encuentra Reino Unido, Francia, Alemania, Hungría, Dinamarca, Malta y Estonia, frente al resto que sí apoyaban continuar con las negociaciones y llegar a un acuerdo en la materia.

El Ejecutivo ha querido dejar claro que a pesar de la retirada, propondrá “una iniciativa más amplia” destinada a mejorar la protección mínima de las madres, reconciliar mejor la vida familiar y laboral, facilitar el acceso de las mujeres al mercado laboral y lograr “mejoras reales”, por lo que presentará una nueva iniciativa en 2016. Antes de lanzar la propuesta, elaborará una consulta pública para recabar ideas de las partes interesadas, incluidos los agentes sociales.

Las críticas no se han hecho esperar

Varios grupos políticos de la Eurocámara ya han criticado a la Comisión Europea por su decisión de retirar su propuesta. Una de estas críticas vino de la mano de la eurodiputada de UPyD, Beatriz Becerra, quien ha manifestado que la retirada es “un paso gigante, pero hacia atrás”, criticando también a los Gobiernos que hayan “ignorado completamente” el papel del colegislador del Parlamento Europeo. A ellos también dice “no han sido capaces de negociar siquiera un texto que el Parlamento había aprobado democráticamente”.

La portavoz de Derechos de la Mujer, Marie Arena, coincide con Becerra en que la retirada de la norma es “un paso atrás” y mostró su opinión diciendo que “tras cinco años de retrasos, los Estados miembros han tenido éxito en rechazar esta legislación con el argumento de que ya no es relevante”.

El eurodiputado de ICV manifestó que esta no es lo único en lo que ha fracasado la Comisión diciendo que “no ha desempeñado su papel, que también es empujar a los dirigentes de los Estados miembros para encontrar un compromiso” y que con la retirada “ha compensado a los Estados responsables del bloqueo”.

Yasmina Pena