Destacado Economía Nacional Noticias Política

Exposición de las empresas españolas al ‘brexit’ sería limitada, según el Banco de España

El Banco de España afirma que la “vulnerabilidad” de las empresas españolas presentes en el mercado británico ante el ‘Brexit’ se ve “algo limitada” por sus características “diferenciales”, entre las que se encuentran que son compañías “más grandes, productivas y diversificadas geográficamente”.

En cualquier caso, añade, “si los resultados de la negociación entre el Reino Unido y la UE se plasman en la adopción de barreras comerciales, las empresas españolas que mantienen relaciones comerciales con este país se verían afectadas y se limitarían las posibilidades de penetración para las empresas españolas potencialmente interesadas en el mercado británico”.

Así lo recoge en un artículo analítico sobre la exposición comercial de las empresas españolas al Reino Unido publicado este jueves, en el que señala que “la exposición comercial de las empresas españolas al Reino Unido es relevante, aunque inferior a la que se mantiene con los principales países de la Unión Económica y Monetaria (UEM)”.

Además, explica que en 2017 “se interrumpió la senda de crecimiento” de las exportaciones de bienes de las empresas españolas en el mercado británico experimentado desde 2012, en un contexto de depreciación de la libra frente al euro.

Para el regulador, la “vulnerabilidad potencial” de las empresas españolas presentes en el mercado británico ante el ‘Brexit’ se ve “algo limitada” por sus características diferenciales.

En este sentido, expone que son compañías “en promedio, más grandes, productivas y diversificadas geográficamente que aquellas que exportan a los principales países de la UEM”.

Según el supervisor, el “potencial impacto” negativo sobre el tejido empresarial español relacionado con el ‘Brexit’ puede estar “amortiguado por la diversificación geográfica de los actuales exportadores e importadores a la economía británica y sus niveles de eficiencia”.

En cualquier caso, añade, el efecto final de este proceso sobre las empresas españolas con presencia en el Reino Unido o con posibilidades de acceder eventualmente a ese mercado vendrá dado, “en buena medida”, por los términos que finalmente se establezcan en torno al modelo de relaciones comerciales entre este país y la Unión Europea.

En el artículo del Banco de España se recoge que el número de empresas españolas que venden bienes al Reino Unido se amplió un 8% entre 2012 y 2017, hasta alcanzar la cifra de 11.695.

No obstante, apunta, “en 2017 se frenó este proceso de expansión”, con una caída del número de exportadores del 0,8%, que se ha extendido tanto a las grandes empresas como a las pymes.

Esta reducción ha sido mayor que la observada para otros destinos y, como consecuencia de ello, el peso relativo de los exportadores al Reino Unido, que ha oscilado desde 2012 en torno al 8 % del total, experimentó un ligero retroceso en 2017.